Quedamos

Publicado el 2022-03-08 In Proyectos, Schoenstatt en salida

¿Quedamos?

ESPAÑA, Miguel Lasso de la Vega •

En sus rostros vimos la felicidad y el agradecimiento por lo recibido y nuestros corazones se inflamaron satisfechos por haber sido instrumentos de la obra educadora de María. —

Así cerramos el pasado viernes 4 de febrero en la Iglesia Parroquial de Santa Maravillas de Jesús de Madrid una cuarta edición del proyecto “¿Quedamos?”, que había quedado interrumpido a causa de la pandemia por la Covid-19, desde hace exactamente dos años y ahora ha vuelto con renovada ilusión y alegría.

“¿Quedamos?” es una acción para matrimonios que la espiritualidad de Schoenstatt quiere regalar en la Iglesia. Es Schoenstatt en salida hacia las parroquias a las que se les quiere entregar algo de su originalidad, sin esperar retorno, porque se fundamenta en la colaboración y participación de aquellos párrocos y feligreses que quieran hacer suyo el proyecto.

Un tiempo para el reencuentro

Es un planteamiento sencillo, que no aspira más que a conseguir que en dos horas y media un matrimonio deje sus rutinas diarias, las preocupaciones habituales, y se centre en sí mismo y en cada uno de los cónyuges. Es un tiempo para el reencuentro y la renovación del amor matrimonial, mediante distintas y medidas motivaciones y sorpresas, a corazón abierto, creándose un ambiente especial de confidencia entre anfitriones, organizadores e invitados.

Cuatro matrimonios del Movimiento de Schoenstatt en Madrid diseñamos este proyecto, a partir de experiencias similares en Chile, el cual se va enriqueciendo con cada edición y al que se han ido sumando colaboradores ilusionados de las parroquias que han recibido “¿Quedamos?”. Esta señal nos da la creciente confianza de que tras él está la mano de María y la acción del Espíritu Santo.

La clave: El párroco y al menos dos matrimonios de la comunidad parroquial

El párroco y al menos dos matrimonios de la comunidad parroquial fueron la clave para conseguir la confianza de las quince parejas que se animaron a vivir esta noche para los dos y a reafirmar sus votos. Sin ellos no habría sido viable y es a ellos a quienes los matrimonios invitados hicieron responsables de este regalo del Señor, quedando nosotros en un discreto segundo plano.

“Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis”, nos dijo el párroco con las palabras de Jesús, animando a los participantes a convertirse en testigos de esperanza para otros, transmisores y posibles colaboradores de futuros “¿Quedamos?” en su propia parroquia.

De vuelta en nuestras casas, con el alma henchida, siempre se recibe más de lo que se da, nos escribió el párroco: “los matrimonios servidos han dado muestras de agradecimiento, pero también de conversión del corazón. Ciertamente, el Señor pasó y eso siempre marca un antes y un después. Espero y deseo poder repetirlo”.

Quedamos

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.