Publicado el 2020-11-27 In Schoenstatt en salida

Un largo camino para volver al hogar

URUGUAY, Alfredo Schiaffino •

El 2020 en general ha sido muy distinto a todos los demás años que hemos vivido. Hubo muchos imprevistos que vinieron de la mano de la pandemia y que nos hicieron cambiar todas nuestras estructuras. Casi todo lo que dábamos por seguro dejó de serlo en un momento. —

Nueva Helvecia

Camino a Nuevo Helvecia

Es increíble cómo todo cambia tan pronto ¿No? Es increíble cómo tenemos que ponernos creativos, saber aprovechar las circunstancias y estar atentos a los designios del tiempo.

Queremos volver a la casa de la Mater

Así fue como, en septiembre, no nos encontramos haciendo la gran cruzada que siempre hacemos y ciertamente toda la juventud se quedó con las ganas. Pero había muchísimas intenciones para llevar al capital de gracias, toda la familia de Schoenstatt tenía muchas cosas que agradecerle a la Mater ese 18 de octubre. La Mater, en su santuario, quería ser visitada y nosotros queríamos volver a casa, queríamos renovar nuestra Alianza en el santuario, queríamos dejarnos interpelar por ella una vez más.

Primero fuimos a la sede del Movimiento en Montevideo, a nuestro Terruño y después de una rápida consagración emprendimos la marcha. El primer día caminamos desde el kilómetro 20 a Libertad, donde pasamos la noche. La Mater nos regaló un hermoso momento con Pepe y Francisco, los sacerdotes Oblatos de Libertad que nos hospedaron y compartieron su testimonio de vida.

Bajo la lluvia inclemente

El segundo día fue muy intenso, las mochilas comenzaron a pesar y nos agarró la lluvia. Caminamos menos de lo previsto y Tony tuvo que acudir en nuestro auxilio para llevarnos al lugar donde pasamos la noche, por lo que el 18 tuvimos que compensar algunos kilómetros del día anterior y salir aún más temprano de lo planeado.

Llegar a Nueva Helvecia, llegar al santuario, llegar al hogar después de esos 105 km fue maravilloso. Es casi imposible poner en palabras lo que un schoenstattiano siente al entrar a su santuario. Parece de locos entender lo plenos que podemos ser solamente con disponer nuestro corazón, con dejarla a ella reinar en él.

Nueva Helvecia

En el santuario de Nueva Helvecia, primer santuario filial del mundo

Fuente: www.schoenstatt.org.uy – con permiso del autor y de los Coordinadores Nacionales: Gabriela Boffano y Norberto Cánepa

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.