Publicado el 2020-08-17 In CIEES, Proyectos, Schoenstatt en salida

“Volvemos en cinco minutos” – un retiro para empresarios a la luz de la pandemia

PARAGUAY, CIEES, Claudio Ardissone •

El pasado 8 de agosto se realizó el Primer Retiro Virtual de Empresarios, organizado por la Comunidad Internacional de Empresarios y Ejecutivos Schoenstattianos. “Fue un gran desafío, ya que era la primera vez que lo hacíamos y, francamente, no sabíamos cómo iba a resultar”, expresó Christian Pampliega, del equipo organizador.—

Se inscribieron 83 personas de Latinoamérica y España y participaron 67. El retiro tuvo una duración de 6 horas. La metodología contemplaba cuatro charlas de impulso de unos 10 minutos, ofrecidas por los padres de Schoenstatt Pablo Pérez (Argentina), José Luis Correa (Costa Rica), Mons. Francisco Pistilli (Paraguay) y Alexandre Awi (Vaticano). Luego de cada charla, los participantes eran derivados a salitas de conversación, de 5 miembros cada una, para que pudieran compartir brevemente lo que hubieran recogido de los impulsos. Seguidamente, cada participante disponía de 30 minutos para realizar una reflexión profunda sobre el tema tratado en la charla de impulso. Así se repitió el proceso sucesivamente. Finalmente, para concluir el retiro, el P. Eduardo Auza ofició una misa desde Ecuador.

La esperanza cristiana convive en el riesgo

“Participé, para decir la verdad, por la invitación tan amable de Claudio Ardissone y el entusiasmo que irradiaba al hablar de este proyecto”, admite una participante de horario europeo y por ello de retiro en la tarde. “Como esperaba huéspedes más tarde, pensé preparar la casa y la comida en las pausas de reflexión… Comenzó la transmisión, vi tantas caras conocidas de congresos anteriores o encuentros personales, tuve muchas ganas de chatear… pero comenzó la primera minicharla y hubo una frase del conferencista que estaba como dicha para mi situación laboral actual. ‘¿A cuántas cosas queridas, personas amadas he tenido que renunciar?’ Viene el intercambio entre cinco, impactante de concreto. Tantas cosas qué reflexionar… ‘Volvemos en cinco minutos’, avisa Claudio en el WhatsApp. Otro impulso, otro intercambio. Y habla Mons. Francisco Pistilli. ‘La esperanza no es “reinventarnos” en una fantasía, en una negación. Es siempre volver a empezar, aunque los caminos cambien, aunque las circunstancias sean diferentes. Es volver a responder al encuentro, donde Cristo nos lleve a encontrarlo. Es una nueva libertad, que nos da la flexibilidad y el dinamismo de los que no se empecinan en cumplir su lista de objetivos, sino que permanecen orientados a un objetivo: lo que sea bueno, lo que sea verdad, lo que sea justo, lo que sea verdadero amor y servicio a la vida, al otro, al bien común. La esperanza cristiana convive en el riesgo, de que todo saldrá bien,   pero no como nosotros lo proponemos.’ Otro intercambio, otro momento de reflexión, otro…

Para variar, con mis huéspedes fuimos a comer fuera, y hablamos … sobre un formato de retiro que convenció a una persona que, desde hace años y por reacción alérgica a ‘lo piadoso de siempre’, no había participado en un retiro”.

La Semana Santa del empresario en la pandemia

La línea de contenido del retiro estuvo basada en un paralelismo con la Semana Santa. Se analizaron diferentes momentos que los empresarios, ejecutivos y emprendedores viven durante esta pandemia. El primer momento se comparaba con el Jueves Santo, con sus momentos de miedo, incertidumbre y traición. En un segundo momento conectamos con el Viernes Santo: el dolor, sufrimiento, caídas, levantadas y ayudas recibidas. La tercera reflexión se basaba en la Resurrección y toda la luz y esperanza que se nos regala. El cuarto momento estuvo vinculado con la Ascensión de Jesús y Pentecostés como vínculo con la misión de anunciar y construir que tenemos los empresarios.

 

Justo lo que necesitaba

Algunos testimonios recogidos entre los participantes mencionan “… fue un hermoso retiro que me ha llenado el corazón…”, “…el contenido ha sido muy profundo y adecuado a los tiempos que estamos viviendo…”, “este retiro abre nuevas puertas a la espiritualidad de CIEES”, “… me ha llegado profundamente al corazón y siento que el Espíritu Santo nos ha acompañado…”, “…me alegro mucho de participar en este retiro, lo necesito mucho en este momento de mi actividad profesional…”, “… siento que este retiro se hizo a mi medida, es justo lo que necesitaba…”.

La mayor parte de los concurrentes se manifestó satisfecha con la metodología práctica y ejecutiva del retiro, la profundidad de los contenidos, la habilidad de los padres para interconectar sus charlas y el broche final con la homilía en la misa.

Para nosotros, como equipo organizador, es una gran satisfacción haber logrado, mediante herramientas digitales, llegar a un momento espiritual y religioso profundo, que nos acerca a Dios y nos desafía a llevarlo, junto con María, a nuestros trabajos.

¡Estamos en plena pandemia, pero volvemos en cinco minutos!

Etiquetas: , , , , , , ,

1 Responses

  1. Me da pena no haber podido participar, pero me alegro muchísimo que haya sido tan positivo y enriquecedor.
    Mi objetivo es no perderme el siguiente, si lo hay. Siempre he pensado que Schoenstatt nos da muchas herramientas para la vida personal y familiar , pero que en el ámbito profesional m siento huérfano de Schoenstatt. Por eso me ha encantado tu reflexión conectada con tu realidad profesional.
    Un abrazo
    Jose Manuel García Hervás (Pozuelo. España)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *