Publicado el 10. junio 2019 In Proyectos, Schoenstatt en salida

Una gran manifestación de la fe en el trabajo

ARGENTINA, Tita y Héctor Ríos, Claudia Echenique •

El domingo 2 de junio se realizó la Peregrinación de los Trabajadores, desde la catedral de Paraná hasta el Santuario de La Loma, bajo el lema «Señora del pan y del trabajo, bendice nuestra digna lucha por una Patria más justa». Este año, la convocatoria no solo la hizo el Movimiento de Schoenstatt, sino que se sumó la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Paraná. —

La peregrinación comenzó a las 14 h en el atrio de la Catedral de Paraná, con la voz de Santiago Rinaldi, quien cumplió 30 años animándola. El recorrido tuvo 6 paradas antes de llegar al santuario de La Loma. Se sumaron peregrinos de doce pueblos, 2 de la provincia de Santa Fe y 10 de la provincia de Entre Ríos, para presentarle a la Virgen las peticiones y agradecimientos.

Por el trabajo cotidiano y por el trabajo apostólico

No solo fue una peregrinación dedicada al trabajo, a los trabajadores y a las personas que buscan trabajo, sino también a los que trabajan apostólicamente, por el bien de la iglesia y de la sociedad.

En cada parada, se elevaron oraciones agradeciendo y pidiendo trabajo y se brindaron testimonios sobre proyectos pastorales. Muchos tuvieron la posibilidad de manifestarse con toda su tarea apostólica: gente que está defendiendo el matrimonio y la familia, personas que luchan “por las dos vidas” (tema del aborto), quienes están en situación de calle, aquellos que trabajan junto a personas con capacidades diferentes, gente dedicada a personas con diversas adicciones, maestras que dan clase de alfabetización a adultos, en el Barrio San Martín (Volcadero). Algunos testimonios fueron conmovedores y lograron que muchos se enteraran de estos proyectos sociales y pastorales.

Llegar a La Loma, el santuario de los trabajadores

Al arribar la peregrinación al Santuario de La Loma después de 3 horas de caminata, todos buscaban ingresar a saludar a la Madre para agradecer y también para pedir. Luego, el arzobispo de Paraná, Monseñor Juan Alberto Puiggari celebró la misa y al finalizar, bendijo dos cuadros de la Mater para las futuras ermitas de Las Tunas y Aldea Santa Rosa, en Entre Ríos.  La Virgen Peregrina se puso en camino en busca de sus hijos.

Trabajaron 37 Madrugadores en la organización general, y fueron muchos los que colaboraron desde varios días antes para que todo estuviera bien organizado: los que recorrieron los lugares con los afiches, la difusión por los medios y las redes sociales, los automóviles de apoyo, los bomberos, etc. Se recibieron muchas donaciones: ropa, alimentos no perecederos, calzado, pañales y medicamentos para quienes más lo necesitan.

Como cada año desde 1990, lo más importante fue la cantidad de peregrinos que hicieron de esta peregrinación, una gran manifestación de amor a la Virgen.

 

Video: Héctor Ríos

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *