Publicado el 7. abril 2019 In Casa Madre de Tuparenda, Obras de la misericordia, Schoenstatt en salida

Los primeros dos egresados de Casa Madre de Tupãrenda en 2019

PARAGUAY, P. Pedro Kühlcke •

El 20 de marzo tuvimos la alegría de participar de la graduación de los primeros dos egresados de Casa Madre de Tupãrenda de este 2019: Jonathan e Ignacio. Con ellos ya suman 25 los participantes que cumplieron exitosamente todo este programa de habilitación social e inserción laboral. —

Resuenan las palabras que el Papa Francisco dirige a todos los jóvenes, también a Jonathan e Ignacio y a todos los jóvenes de Casa Madre de Tupãrenda:

Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la más hermosa juventud de este mundo. Todo lo que Él toca se vuelve joven, se hace nuevo, se llena de vida. Entonces, las primeras palabras que quiero dirigir a cada uno de los jóvenes cristianos son: ¡Él vive y te quiere vivo!

 Él está en ti, Él está contigo y nunca se va. Por más que te alejes, allí está el Resucitado, llamándote y esperándote para volver a empezar. Cuando te sientas avejentado por la tristeza, los rencores, los miedos, las dudas o los fracasos, Él estará allí para devolverte la fuerza y la esperanza.

Muchos de ellos tienen ahora empleos formales. P. Ej. el área de panadería de diferentes supermercados que nos apoyan. Uno de los egresados nos contaba con orgullo que, gracias a la previsión social de su empleo, pudo llevar a su madre a un buen hospital y ayudar a su hermano menor a cumplir con sus estudios.

Otro, casi sorprendido, nos decía que le tocaron – ¡por primera vez en su vida! – vacaciones laborales pagadas.

Solo uno de los 25 egresados volvió a la cárcel

Actualmente solo uno de todos los egresados está nuevamente privado de libertad. El programa de Casa Madre de Tupãrenda está mostrando así su gran efectividad en reducir significativamente la tasa de reincidencia de jóvenes que habían estado privados de libertad.

Agradecemos siempre a todos los benefactores que nos siguen posibilitando darles una oportunidad a los que nunca la tuvieron, y al Ministerio de Justicia y demás instituciones por su apoyo de siempre.

¡Que Dios y la Madre de Tupãrenda les retribuyan con creces todo lo que hacen por estos sus hijos tan necesitados!

Jesús se hace presente en esas cruces de los jóvenes

Los bienhechores de la CMT entre los lectores de schoenstatt.org aún son pocos, pero muy generosos. Sin embargo… contamos con más corazones solidarios. Pues estamos seguros que entre los que visitan a schoenstatt.org, hay solidaridad y generosidad.

En los jóvenes también están los golpes, los fracasos, los recuerdos tristes clavados en el alma. Muchas veces «son las heridas de las derrotas de la propia historia, de los deseos frustrados, de las discriminaciones e injusticias sufridas, del no haberse sentido amados o reconocidos». Además «están las heridas morales, el peso de los propios errores, los sentimientos de culpa por haberse equivocado». Jesús se hace presente en esas cruces de los jóvenes, para ofrecerles su amistad, su alivio, su compañía sanadora, y la Iglesia quiere ser su instrumento en este camino hacia la restauración interior y la paz del corazón.

Christus Vivit, 83

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POSTSINODAL CHRISTUS VIVIT DEL SANTO PADRE FRANCISCO A LOS JÓVENES Y A TODO EL PUEBLO DE DIOS

Página oficial de Casa Madre de Tupãrenda (español, inglés, alemán)

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *