Publicado el 9. junio 2015 In Schoenstatt en salida

Gran parte de lo que comenzamos a hacer, hace tiempo que ya lo ha hecho Schoenstatt aquí – palabras del Obispo Auxiliar Florian Wörner durante su visita al Movimiento de Schoenstatt en Memhölz

ALEMANIA, Memhölz, Maria Fischer •

“Gran parte de lo que comenzamos a hacer, hace tiempo que ya lo ha hecho Schoenstatt aquí”, dijo el Obispo Auxiliar Florian Wörner después de la ronda de presentación en la tarde del 18 de mayo en la gran sala del Centro de Schoenstatt en Memhölz. Después de que 33 miembros del Movimiento de Schoenstatt contaron quiénes son y lo que hacen, la reacción del Obispo Auxiliar Florian Wörner, de Augsburgo, director del Instituto para la Nueva Evangelización en la diócesis, fue más que un buen resumen o un buen elogio, sino un llamado concreto solicitando la cooperación. Al igual que con las “Misiones”, realizadas por la Juventud Schoenstattiana en dos oportunidades en Dillingen, en la diócesis de Augsburgo, y que el Obispo Auxiliar Wörmer tuvo la oportunidad de conocer, este solicitó más información al P. Frank Riedel y a los jóvenes. Luego inició las semanas misioneras en la diócesis tomando como base esas “Misiones” de Schoenstatt. Tanto schoenstattianos como jóvenes del “Basical” apoyaron esta iniciativa y la misma diócesis las comenzó con un tiempo de orientación espiritual. Y esas semanas misioneras, así lo informó el Obispo, han traído vida a las parroquias. “Hubo mucha alegría llena de expectativas esperando que los jóvenes llegaran y tocaran las puertas”, así se refirió acerca de la Misión puerta a puerta en Vöhringen. “La gente se preguntaba en la calle: ¿acaso también vendrán a tocar nuestra puerta? O como un hombre que se había mostrado bastante escéptico cuando su esposa le comentó sobre la visita misionera de los jóvenes, dijo después en un encuentro entre hombres: Tenemos que llevar nuestra fe más activamente a la vida. Y el Obispo Auxiliar sueña con realizar estas misiones en todas las mil parroquias de la diócesis, “para que podamos activar el interruptor y poder así abrazar a Cristo.” Y: “estamos muy agradecidos a Schoenstatt por esta idea”.

150601-03-memhoelz-woerner

“No se trata de reconocimiento, se trata de trabajar”

Más de una persona en la sala estaba simplemente fascinada, otros quedaron boquiabiertos, porque se dieron cuenta de que en forma casi inesperada se encontraban en pleno proceso del 31 de Mayo de 1949; en aquel anhelo del Padre Kentenich, quien después de años de ensayar, de crecer y de probar su eficacia, de ofrecerle a la Iglesia aquello que ha pasado la prueba frente a la vida real, primero en el área protegida de Schoenstatt, en su laboratorio, luego lo aplicó en el mundo. En aquel entonces, en 1949, la Iglesia y Schoenstatt no habían llegado a este punto. Debió pasar mucho tiempo para el reconocimiento de Schoenstatt dentro de la Iglesia. Durante el tiempo de preparación al Jubileo, irrumpió el deseo en forma nueva y con fuerza, de poner a disposición los frutos de la Alianza de Amor, con humildad y gratitud. Y hoy, en ese 18 de mayo, apareció un obispo y solicitó abiertamente esta ayuda.

Y esto en los cinco campos de la Cultura de Alianza, que la Conferencia 2014 definió y que Gertud y Norbert Jehle eligieron como tema central para la presentación del trabajo de Schoenstatt: matrimonio y familia, juventud, Iglesia, sociedad y pedagogía.

De esta manera se puede describir más fácilmente lo que Schoenstatt hace, más que explicando el significado de federaciones, institutos y comunidades de la liga, hablando sobre inspiración, dependencia y vida comunitaria. Esa tarde no hizo falta recalcar todo eso. Y es que es un hecho que las historias quedan mejor guardadas en la memoria que las teorías básicas.

El Obispo Auxiliar Wörner se refiere especialmente a la diferenciación en la pastoral familiar, a la que describe como “enriquecedora e importante”. “Mientras más larga sea la vida de las personas y justamente vivan más años juntos en el sacramento del matrimonio, más se deberá trabajar en esto.”.

Durante el breve refrigerio, en el que se sirvieron pequeños bocadillos y refrescos, el Obispo Auxiliar Wörner y Andreas Theurer, uno de sus secretarios que lo acompañó al encuentro, se tomaron bastante tiempo para informarse. El Padre Buchenberg, párroco de Waltenhofen agradeció el trabajo pastoral que el P. Leonhard Erhard está haciendo en el retiro del Centro de Schoenstatt. En una de las mesas del bar, algunos schoenstattianos reflexionaban sobre cómo podría implementarse concretamente este evento y este pedido de trabajo en común. Ya no se trata de un mero reconocimiento, se trata de trabajar. Este Obispo Auxiliar espera algo de Schoenstatt en la diócesis aquí y ahora.

150601-06-memhoelz-woerner

Celebración del día de Alianza y Novena al Espíritu Santo

Frente al santuario, muchos esperaban al Obispo Auxiliar que celebró junto a los participantes el día de Alianza y la novena al Espíritu Santo. Ya al comienzo expresó su alegría sobre esta celebración.

Después de la introducción hecha por el P. Leonhard Erhard, se leyó un párrafo del Mensaje del Papa Francisco al Movimiento de Schoenstatt durante la audiencia del Jubileo el 25 de octubre de 2014.

Este mensaje sobre el tema de la familia lo utilizó luego el Obispo Auxiliar Wörner también al comienzo de su charla y luego se refirió a la imagen de la Santísima Virgen como María la que Desata los Nudos. Esta venerada imagen de la Iglesia de peregrinos St. Peter am Perlach en Augsburgo, es especialmente querida por el Papa Francisco, quien llevó copias de la imagen a Argentina y allí la hizo popular. En la Iglesia de San José del Talar en Buenos Aires, cientos de personas rezan día a día frente a esta imagen de la Madre de Dios, convencidos de que Ella hará posible lo imposible. Unidos con Ella en alianza, también nosotros somos capaces de dar más información en la fe, podemos tener más capacidad para hablar, podemos ver a la Iglesia como familia de Dios y hacer posible que las personas se sientan allí nuevamente acogidas y podemos llevar el Evangelio a la vida cotidiana, hacer propio el estilo de vida de Jesús con nuestro testimonio y con hechos concretos, dijo Mons. Florian Wörner.

Nuevamente retomó el mensaje del Papa Francisco, que claramente le gustó mucho, para darles ánimo en la creación de una Iglesia que acoge, donde no hay huérfanos ni soledad, porque allí está ella, la Madre de todos nosotros.

Libros de la Audiencia para el Obispo Auxiliar

150601-08-memhoelz-woerner

Grande fue su sorpresa y alegría, cuando la Hermana Ingrid María le hizo entrega de algunos ejemplares del libro de la Audiencia – ¡uno para él y los otros para sus colaboradores! Ya se han vendido más de 500 ejemplares de la edición alemana. En los otros cuatro idiomas en que el libro fue impreso a principios de este año, se han vendido entre 200 y 400 ejemplares y unos 1.500 en español. Y con seguridad el Obispo Wörner es el primer obispo que recibe el libro como regalo (excepto los obispos de Schoenstatt Pistilli, Zollitsch, Gerber…), para gran alegría y confirmación de aquellos que tuvieron esa idea loca, de poder “regalar” el mensaje del Papa Francisco en la forma de este libro.

Como es costumbre, los presentes escribieron sus contribuciones al capital de gracias en los papelitos – para que la Santísima Virgen pueda desde este lugar nuevamente hacer posible lo imposible y pueda desatar los nudos. Los papelitos se recogieron y fueron quemados en el fuego de alianza y también el obispo y su secretario se unieron a este acto.

Y porque la naturaleza y la gracia van de la mano, al término de la celebración se ofrecieron refrescos y pasteles…y en algún momento, cuando ya todo estaba oscuro y algunos que tenían un largo viaje ya partían a sus hogares, se escuchó un sorprendido: “el Obispo Auxiliar todavía se encuentra aquí…”

Original: alemán. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria

Fotos

22 de mayo de 2015 – Memhölz

Audio

150601-01-memhoelz-woerner

Etiquetas: , , , , , , , , ,