Publicado el 2013-12-19 In Schoenstatt en salida

Al encuentro de Jesús en las calles de Madrid

ESPAÑA, Fátima Alvarado/mda. Los que lo conocen de cerca dicen que es bien probable que realmente lo haga en Roma tal como lo hizo en su Buenos Aires. Los que no lo conocen tan bien, saben de las declaraciones del “lismonero del Vaticano”, quien indicó que “cuando solía salir por la noche, a veces él me preguntaba si podía acompañarme». Cuando se le consultó puntualmente si alguna vez sucedió eso, el arzobispo y confidente del Papa argentino simplemente sonrió, con cierta picardía, lo cual despertó la duda. ¿Puede ser que, vestido de sacerdote, sin prensa y con algún acompañante, Francisco / Bergoglio camine por las noches en la ciudad de Roma para acompañar a los sin techo? Puede ser… Entonces, si salimos también nosotros, dicen algunos jóvenes de Roma, puede ser que nos encontremos con él… Puede ser. Lo que ciertamente va a pasar es que se encuentren con Jesús.

Con Jesús, que “ha elegido habitar nuestra historia tal como es, con todo el peso de sus limitaciones y de sus dramas. Al hacerlo, ha demostrado de manera insuperable su inclinación misericordiosa y llena de amor por las criaturas humanas”, como dijo Francisco el 18 de diciembre. Se lo encuentra a Jesús en las calles de Roma y de cualquier otra ciudad. Y quien sale al encuentro de él quizás… no, ciertamente, encontrará también a Francisco. Tal como aquellos que el 20 de diciembre y el 3 de enero salen al encuentro de los sin techo en las calles de Madrid.

En este tiempo tan frío, no hay más que «asomarse» a la ventana para ver la realidad: cantidad de personas que están en las calles sin comer, pasando frío de verdad, sin ropa ni comida suficiente para paliar sus mínimas necesidades.

“Después de un año de salir al encuentro de ellos,  ya vamos conociendo a muchos con nombre y apellido y por ello, damos FE de lo mal que lo están pasando y de la necesidad que tienen de conversar, de un poco de afecto, independientemente de las necesidades básicas de comida y abrigo”, se lee en el llamado difundido por el Boletín de la Familia de Schoenstatt de Madrid. Sigue: “Por eso os pedimos a todos que ABRÁIS VUESTROS CORAZONES, porque os aseguramos que DIOS está en cada uno de ellos, como bien dice nuestro PAPA FRANCISCO”

Comenzó en la Navidad de 2012

Fue en la Navidad de 2012 que nació en Madrid el proyecto “Encuentro”. “Hace ya casi un año que comenzó esta aventura en las calles de Madrid: nuevamente queremos ponernos a disposición de María para que Ella siga usando a estos débiles instrumentos para seguir mirando a través de sus ojos, acogiendo a través de sus brazos y hablando a través de sus labios”, cuenta Fátima Alvarado en un comentario escrito en schoenstatt.org. “¡Cuanto por hacer! ¡Que siga aumentando el deseo de entrega y de misión! ¡Que se note que Cristo también sale al encuentro del desfavorecido y lo ama tal cual es! ¡Estas Navidades, en estos días especiales, también haremos que estas fechas sean algo especial para las personas sin hogar! El 20 de diciembre y el 3 de enero repartiremos mochilas con comida y ropa de abrigo».

¿Qué significa el  Proyecto Encuentro?

“Es acoger a las personas que viven en la calle. Es aprender a mirar con otros ojos mi ciudad, mis calles, mi barrio.

Es tomar parte activa en la realidad que me rodea y no ser indiferente a lo que ocurre sino implicarme a través de hechos concretos (compartiendo mi tiempo, mis cosas materiales, mi ayuda, la escucha)

Es despertar la solidaridad, que un tiempo de crisis exige tanto en mí como a mi alrededor.

Es la entrega a los demás, el amor al prójimo sin etiquetas ni prejuicios, el servicio desinteresado.

El Proyecto Encuentro es un ejercicio de hacer propios los problemas de los que me rodean y construir a través de mi testimonio un mundo mejor que contagie a otros y que acoja a todos.

Es caminar las calles con otros pies, mirar con otros ojos, abrazar con otros brazos. Es escuchar sin juzgar, hablar sin lamentar y acompañar sin imponer. Es ser consciente de que tenemos que ser una respuesta para el mundo de hoy que está herido y sin rumbo.

No podemos quedarnos en nuestras casas. Ha llegado la hora de salir, de ayudar al que lo necesita.

Muchos no podrán salir físicamente, pero sí se puede ayudar de muchas formas: aportando comida, enseres, ropa o mantas de abrigo.

Son muchísimas las personas necesitadas, pero también somos muchos más los que podemos ayudar “.

“Tu mochila, su Navidad”

De cara a la Navidad los iniciadores de “Encuentro” sienten que es necesario hacerlo especial. Han decidido salir en dos fechas, la primera: el viernes 20 de diciembre y la segunda el día 3 de enero. Son fechas importantes, es el momento de acompañar más. El viernes 20 en vez de entregar la típica bolsa de picnic que se hacía normalmente, esta vez se hará algo que sea más personal y único.

La gente que vive en la calle lleva “su casa” en mochilas… Por eso se invita a que cada uno prepare una o más mochilas especiales, en la que se pondrán turrones, polvorones, pan de molde, algo de embutido, un refresco, latas e ¡importante! una prenda de abrigo (lo mejor sería una camiseta térmica de esas elásticas, que se adaptan mejor a todos los talles).

Con esto no sólo será posible regalarles un transporte para su pequeño hogar, sino hacer de esas fechas días especiales y diferentes a la rutina y a la soledad que padecen día a día.

Para unirse (el 20 de diciembre a las 20.00 hs. en el Santuario de Serrano, Madrid), para pedir más informaciones o inspiración sobre como hacerlo en la propia ciudad: [email protected]

Publicado el In Schoenstatt en salida

Al encuentro de Jesús en las calles de Madrid

ESPAÑA, Fátima Alvarado/mda. Los que lo conocen de cerca dicen que es bien probable que realmente lo haga en Roma tal como lo hizo en su Buenos Aires. Los que no lo conocen tan bien, saben de las declaraciones del “lismonero del Vaticano”, quien indicó que “cuando solía salir por la noche, a veces él me preguntaba si podía acompañarme». Cuando se le consultó puntualmente si alguna vez sucedió eso, el arzobispo y confidente del Papa argentino simplemente sonrió, con cierta picardía, lo cual despertó la duda. ¿Puede ser que, vestido de sacerdote, sin prensa y con algún acompañante, Francisco / Bergoglio camine por las noches en la ciudad de Roma para acompañar a los sin techo? Puede ser… Entonces, si salimos también nosotros, dicen algunos jóvenes de Roma, puede ser que nos encontremos con él… Puede ser. Lo que ciertamente va a pasar es que se encuentren con Jesús.

(más…)