Publicado el 20. enero 2013 In Schoenstatt en salida

Tres años madrugando en el país de las vigilias

ESPAÑA, Pedro Schoch. Hace más de tres años un grupo de hombres se reúne cada dos sábados al amanecer en los Santuarios de Pozuelo y de Madrid para compartir un rato de oración y meditación en torno a la Mater y al Señor. Estas jornadas terminan alrededor de las 10 de la mañana con un desayuno en torno al que se comenta el tema de la jornada en animada y abierta conversación, que contribuye a reforzar los vínculos entre los miembros de la comunidad de madrugadores, nombre que recibe este grupo de oración.

La idea de los madrugadores surgió en 1989 en el Santuario de Schoenstatt en Rancagua, Chile. Desde entonces, han surgido más de 80 comunidades en doce países. En España comenzó a raíz de una visita del Padre Jorge Zegers a finales de 2009. El Padre Jorge trajo esta corriente de vida desde Chile y los animó a implantarla en España.

En aquel momento se preguntaron si sería posible implantar una corriente de madruga­dores en España, tierra de vigilias y, por tanto, de gran tradición trasnochadora. Tres años después se puede decir que es una realidad tanto en Madrid como en Pozuelo y Barcelona, donde unas pequeñas pero perseverantes comunidades de entusiastas hombres madrugadores siguen acudiendo los sábados a las 7:30 para rezar. Las comunidades están abiertas a hombres de todas las edades que quieran unirse de madrugada en oración.

La foto pertenece a la última jornada realizada hasta la fecha, el día 12 de enero de 2013, en la puerta del Santuario de Pozuelo.


Madrugadores en las carpas virtuales de la Cultura de Alianza

Página internacional de los Madrugadores

Publicado el In Schoenstatt en salida

Tres años madrugando en el país de las vigilias

ESPAÑA, Pedro Schoch. Hace más de tres años un grupo de hombres se reúne cada dos sábados al amanecer en los Santuarios de Pozuelo y de Madrid para compartir un rato de oración y meditación en torno a la Mater y al Señor. Estas jornadas terminan alrededor de las 10 de la mañana con un desayuno en torno al que se comenta el tema de la jornada en animada y abierta conversación, que contribuye a reforzar los vínculos entre los miembros de la comunidad de madrugadores, nombre que recibe este grupo de oración.

(más…)