Publicado el 2012-05-01 In Schoenstatt en salida

Apadrinando a los seminaristas de Valparaíso

CHILE, Alejandra Tike Felmer. Hace unos días fueron invitados al Santuario de Agua Santa en Viña del Mar, los seminaristas del Pontificio Seminario mayor San Rafael de la diócesis de Valparaíso, Chile. A las 12 del día se celebró una eucaristía presidida por el rector Pbro. Claudio Ortiz Vásquez acompañado por el padre Alfonso Boess, Padre de Schoenstatt. Con un día muy soleado el santuario vibraba con el coro de jóvenes y la atmósfera de oración profunda que se vivía en un día de cielo, rodeado por un gran número de señoras que acompañaron la celebración.

La rama de señoras de Agua Santa Viña del Mar, Chile, agasajó a Seminaristas de la diócesis de Valparaíso

Una vez terminada la santa misa las señoras les tenían preparado un rico almuerzo, muchos postres y regalitos especiales para ellos.

El testimonio del Padre Alfonso Boess

El Padre Alfonso Boess les contaba algunas experiencias de su juventud en el noviciado de los Padres de Schoenstatt, en momentos muy difíciles de la historia (segunda guerra) la unidad entre ellos y el contacto ayudaron a conservar su vocación. Fue ordenado en 1955 y en 1956 llegó a Chile donde se ha sentido muy acogido.  Dio gracias  por todos estos  años en Chile. Les contó que a diario reza la oración de gratitud del Padre Kentenich… “Que hubiera  sido de mi sin tu cuidado maternal” y el les dice: que hubiera sido de mi, sin el cuidado maternal de la Virgen. Los encomendó a la Virgen María para que también los cuide y acompañe.

El amor a la iglesia mostrada en hechos concretos

El Padre José Kentenich tenía un especial interés y preocupación por los jóvenes, la que quedó plasmada en la primera acta de fundación junto a los congregantes el 18 de octubre del 1914.

La rama de señoras de Agua Santa, ha querido apadrinar en la oración a cada uno de los seminaristas de esta diócesis y acompañarlos en su camino al sacerdocio.

 

 

 

4 Responses

  1. Queridas señoras. Mi nombre es Graciela y pertenezco a la rama de madres del movimiento de schoenstatt de la ciudad de La Plata,pcia de Buenos Aires,de la República Argentina quería contarles que nosotras también tenemos el hermoso apostolado de ser madrinas de los seminaristas de la diócesis de la plata,esto comenzó en el año 2009. Festejamos también los cumpleaños de los seminaristas y rezamos mucho por ellos y por su hermosa vocación.Son muchachos que vienen de distintas provincias y están lejos de sus familias.
    Cada madrina establece un vinculo especial con su ahijado,muchos pasaron a ser parte de nuestras familias y nuestras oraciones.
    Tendría hermosas anécdotas para contarles y fotos para mostrarles en nuestro hermoso santuario.
    Fue inmensa mi alegría al leer lo que ustedes hacen y saber desde tan lejos la felicidad que se siente que es compartida,y como ustedes dicen nuestro padre fundador también debe estar orgulloso de nosotras! Que nuestra MATER nos siga guiando y acompañando en este hermoso apostolado. Cariños graciela

  2. Estamos muy agradecidas de la oportunidad que nos dan de servir a la diócesis de Valparaíso y acompañar a nuestros futuros sacerdotes. Ellos son el futuro de nuestra iglesia, con nuestra oración y compañía estaremos poniendo un seguro a su vocación.

  3. Hermosa iniciativa. Si queremos ser corazón de la Iglesia, es decir el amor en la Iglesia, preocuparnos por los seminaristas diocesanos es absolutamente lógico. No importa que no lleguen a ser sean schoenstattianos ni hagan la Alianza. Nuestra tarea es servirlos, quererlos y rezar por ellos. Nuestro padre fundador debe estar orgulloso de la Rama de Señoras de Valparaíso.

  4. Que linda iniciativa de la familia de Agua Santa de recibir y acoger a los seminaristas del seminario Diocesano. Muchas Felicidades y ojalá sea la primera de muchas visitas y futuras Alianzas de Amor!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *