José Kentenich Categoría

ARGENTINA, Bahía Blanca, Alicia Granieri • El 12 de abril de 2015 se peregrinó al “Santuario de la Madre y Reina del Pueblo” para celebrar y agradecer 63 años desde que el Padre José Kentenich diera su bendición al Santuario. Uno de los momentos especiales fue la reinauguración de «la Casona», un lugar para recordar la visita del P. Kentenich, esa casa de adobe, donde desayunó en el comedor grande y le ofrecieron una hermosa torta. El P. José lo destaca durante su plática el domingo de Pascua: “Hoy por laLeer más
por Sarah-Leah Pimentel Dios escribe derecho sobre renglones torcidos. Esa es nuestra experiencia de vida. A veces nuestros planes perfectos no resultan serlo en la realidad. Otras veces sentimos que vamos por el camino correcto, pero las circunstancias voltean todo de cabeza. El incipiente Movimiento de Schoenstatt en 1914 jamás pudo haber imaginado los eventos que marcarían su historia en los primeros 100 años. Dios escribe derecho sobre renglones torcidos. Una y otra vez parecía que todo estaba en contra del Movimiento. José Engling, Max Brunner, Hans Wormer – algunosLeer más
por Sarah-Leah Pimentel La historia del desarrollo espiritual de Schoenstatt se mueve gradualmente desde una espiritualidad personal hasta una orientada al exterior. Una amiga mía describió alguna vez a la Alianza de Amor como la tierra que alimenta tanto los caminos interiores como los exteriores en nuestra vida schoenstattiana. La Santísima Virgen toma la iniciativa al invitarnos a entrar en una Alianza de Amor con ella. Respondemos sellando también nuestra alianza con ella, y al hacerlo nos embarcamos en una jornada de auto-educación – guiada por su mano amorosa –Leer más
Sarah-Leah Pimentel. Hemos dedicado las primeras tres semanas de nuestra jornada de Cuaresma a examinar la metáfora en la que el P. Kentenich asemeja nuestra vida espiritual con una semilla y explora lo que ésta necesita para su crecimiento. Hasta ahora nuestras reflexiones han estado enfocadas en nuestra espiritualidad individual, pero las palabras del P. Kentenich son igualmente relevantes en el contexto de la espiritualidad de Schoenstatt, para nosotros como familia internacional y como un regalo a la Iglesia y a la sociedad.Leer más
Los eventos que han ocurrido recientemente en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, tocan una fibra sensible para iniciar nuestra reflexión en la tercera semana de Cuaresma. Unos incendios devastadores consumieron más de 4,000 hectáreas de vegetación nativa de una cadena montañosa en el extremo sur de Sudáfrica. El incendio inició inesperadamente una noche en una pequeña sección de la montaña cerca de mi casa. Tres días después, había fuego y humo denso por todas partes. Cuando los bomberos controlaron las llamas y se extinguieron las brasas, la montaña parecía un desoladoLeer más
ALMANIA/USA, mda. Han pasado cincuenta años desde aquellos días, en los que alguien de la redacción de schoenschtatt.org estaba en el jardín de infancia y contestó a una pregunta de la profesora sobre una cuidad de América con un divertido nombre “¡Milwaukee!”, y a su confuso “¿qué es eso?”, replicó: “Allí vive un exiliado, es uno, al que algunos tienen tanto miedo, que lo querían tener muy lejos.” Pocos meses después el P. Kentenich – así se llamaba el “exiliado“ – abandonó Milwaukee y partió hacia Roma, en donde vivióLeer más
ALMANIA/USA, mda. Han pasado cincuenta años desde aquellos días, en los que alguien de la redacción de schoenschtatt.org estaba en el jardín de infancia y contestó a una pregunta de la profesora sobre una cuidad de América con un divertido nombre “¡Milwaukee!”, y a su confuso “¿qué es eso?”, replicó: “Allí vive un exiliado, es uno, al que algunos tienen tanto miedo, que lo querían tener muy lejos.” Pocos meses después el P. Kentenich – así se llamaba el “exiliado“ – abandonó Milwaukee y partió hacia Roma, en donde vivióLeer más
Sarah-Leah Pimentel. “La fecundidad de la semilla depende (lo sabemos por experiencia) de su fuerza germinativa, de las condiciones del suelo y de factores meteorológicos como sol, lluvia y viento... Lo que vale para la semilla en la naturaleza, puede aplicarse a las semillas de nuestra espiritualidad (…) y hacia el apostolado universal. El suelo propicio necesario es la disposición natural y sobrenatural a la generosidad, y sobre todo en lo atinente a la castidad y la caridad. Por lo general, solo los que son generosos son capaces [de vivirLeer más
Sarah-Leah Pimentel. “La fecundidad de la semilla depende (lo sabemos por experiencia) de su fuerza germinativa, de las condiciones del suelo y de factores meteorológicos como sol, lluvia y viento... Lo que vale para la semilla en la naturaleza, puede aplicarse a las semillas de nuestra espiritualidad (…) y hacia el apostolado universal. El suelo propicio necesario es la disposición natural y sobrenatural a la generosidad, y sobre todo en lo atinente a la castidad y la caridad. Por lo general, solo los que son generosos son capaces [de vivirLeer más
Sarah-Leah Pimentel. Schoenstatt inicia la primera Cuaresma de su nuevo siglo. La Cuaresma es el tiempo de los nuevos comienzos, de un renacer spiritual. Tal vez podamos decir lo mismo de Schoenstatt. En 100 años, Schoenstatt ha madurado; se han profundizado relaciones en la Alianza de Amor, y ha alcanzado nuevas orillas – tanto físicas como espirituales.Leer más