Pastoral carcelaria Categoría

Pedagogía kentenijiana en la periferia, P. Pedro Kühlcke • ¿Libertad en la cárcel, es posible? Sí, dijo un Padre Kentenich. Y lo mostraba. Sí, dice el P. Pedro Kühlcke y lo muestra: en la cárcel de menores de Itauguá, a pocos kilómetros del Santuario de Tupãrenda. La pregunta tal vez mas audaz le pusimos hace unos meses desde Schoenstatt.org: Pedagogía kentenijiana en la periferia, es posible? Sí, contesta, y lo muestra en la cárcel de menores, en esta tercera parte de su reflexión en relación a la pedagogía de ideales.Leer más
Pedagogía kentenijiana en la periferia (2), P. Pedro Kühlcke • Compartimos las experiencias y conclusiones del P. Pedro Kühlcke, en la aplicación de la pedagogía kentenijiana en la periferia, concretamente en una cárcel de menores y en el programa de reinserción social “Casa Madre de Tuparenda”. Se trata de la segunda parte de un texto elaborado desde una conferencia para la Juventud Masculina de Schoenstatt de Tuparenda.—   Pedagogía de confianza y de movimiento El Padre Kentenich habla de las “estrellas de la pedagogía schoenstattiana”: “En nuestra pedagogía”, escribe elLeer más
PARAGUAY, P. Hans Martin Samietz • En su viaje desde la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá hacia Paraguay, Argentina, Chile y Ecuador, el P. Hans-Martin Samietz, asesor nacional de la Juventud Masculina de Schoenstatt en Alemania, visitó dos veces con el P. Pedro Kühlcke la cárcel de menores en Itauguá, Paraguay. Resumió sus impresiones en el siguiente artículo, que puso a disposición de schoenstatt.org y de la revista alemana Basis.— Se tatuó unas lágrimas. De color azul oscuro, se extienden sobre el pómulo derecho. Le pedí a laLeer más
PARAGUAY, P. Pedro Kühlcke/mf ¿Navidad en la cárcel? Una realidad triste para cientos de jóvenes en la Cárcel de Menores en Itagua, Paraguay, cerca del Santuario de Tuparenda. ¿Navidad en la cárcel? ¿Mientras que los demás descansen, cantan, comen bien y disfrutan de familia y amigos? Una locura. Una locura y una alegría para el equipo de la pastoral carcelaria de Schoenstatt. — «¡Gracias por no olvidarse de nosotros en un día tan especial!», decían algunos de los jóvenes, casi con lágrimas en los ojos… Comentario de Ismelda, la «jefaLeer más