Publicado el 1. Marzo 2017 In Alianza solidaria con Francisco, Belmonte

Aquí rezamos cada día por el Santo Padre Francisco

ROMA BELMONTE, Maria Fischer  •

El “Santuario de todos nosotros”, el Santuario de Roma Belmonte, se viste de Cuaresma – como todos los santuarios del mundo. Pocas flores, color violeta… Ha comenzado la Santa Cuaresma que nos llevará a vivir con nuestro Señor, el dolor y la gloria en este amor más grande de quien da su vida para sus amigos, en solidaridad extrema. “La Cuaresma es un nuevo comienzo, un camino que nos lleva a un destino seguro: la Pascua de Resurrección, la victoria de Cristo sobre la muerte. Y en este tiempo, recibimos siempre una fuerte llamada a la conversión: el cristiano está llamado a volver a Dios «de todo corazón» (Jl 2,12), a no contentarse con una vida mediocre, sino a crecer en la amistad con el Señor. Jesús es el amigo fiel que nunca nos abandona, porque incluso cuando pecamos espera pacientemente que volvamos a él y, con esta espera, manifiesta su voluntad de perdonar (cf. Homilía, 8 enero 2016)”, dice el Papa Francisco en su mensaje para la Cuaresma 2017.

En el Santuario en la ciudad del Santo Padre, dice el P. Marcelo Cervi, “está todo preparado para la Cuaresma con el Papa Francisco. En la ciudad del Papa, el Santuario sigue paso a paso las palabras del Papa. Hay libritos con el mensaje del Santo Padre para esta Cuaresma, para que todos los que entran al Santuario – para las misas diarias, el rosario, la adoración o simplemente como peregrinos en cualquier momento – puedan meditar y rezar con el Papa Francisco y dejarse interpelar por sus palabras”.

En el altar está la tinaja de Chile, símbolo de la solidaridad con este país que lucha para levantarse después de los incendios y donde muchos schoenstattianos dan una mano a los damnificados.

Recen por mí

Desde el día de su elección, el Papa Francisco repite en cada discurso: Recen por mí. Con el inicio de la Cuaresma, un cuadro del Santo Padre en el Santuario muestra la respuesta que Belmonte da a este pedido del Santo Padre, justo en tiempos de mucha oposición y noticias falsas, que quieren dañar su mensaje y su misión. En cinco idiomas, se puede leer en este cuadro:

Aquí rezamos cada día por el Santo Padre Francisco”.

Se lo hace en este Santuario ya hace mucho, después de cada rosario rezado por la tarde, en la Misa, en la adoración. Pero el mensaje de este cuadro sencillo lo comunica a todos. En este Santuario rezamos cada día por el Santo Padre Francisco.

Vinculados al Santuario en la ciudad del Papa, con el Santuario del Papa, somos muchos los que lo hacemos, realmente muchos.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *