Publicado el 13. Septiembre 2017 In Vida en alianza

La Alianza de Amor supera la prueba de la realidad

PARAGUAY, Sebastián y Concepción Martín •

La comunidad de Schoenstatt de Ayolas, una ciudad en el departamento de Misiones, Paraguay, vivió una jornada de gran alegría y fecundidad en el camino de su Alianza con la Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt. El sábado día 2 de septiembre se realizó una doble ceremonia presidida por el Director Nacional de Schoenstatt en Paraguay, el P. Tommy Nin Mitchell y concelebrada por el Párroco de Ayolas, P. Esteban Chaparro.

Un crecimiento fuerte

En dos años y medio de haberse fundado la Rama Familiar de Schoenstatt en Ayolas, ya están funcionando tres grupos con un total de 30 matrimonios. El primer grupo, Corazones Misioneros de la Barca, con 8 matrimonios selló su Alianza de Amor; el segundo grupo, Bienaventurados, Si Vis Mater, con 9 matrimonios hicieron su compromiso de Grupo y el último, compuesto de 13 matrimonios se preparan para ingresar al Movimiento.

Alegres y llenos de la felicidad que fluye del corazón de aliados, estos matrimonios ayolenses ya están viviendo su Alianza de Amor con María…

La confrontación absoluta con la realidad

En vísperas de realizar su Alianza de Amor, un matrimonio perdió a un hijo en un accidente. Su comunidad de vida, como llaman a su grupo, los acompañó desde el primer momento, y no los abandonó un minuto. Esto caló muy hondo en la comunidad: Ver como ellos se aman. El matrimonio fue consultado para saber si estaban dispuestos a sellar su Alianza de Amor con la Virgen María, después de haber pasado por esa dolorosa experiencia. Y ellos sin dudar dijeron que sí. “Y hoy más que nunca, que la vimos a Mama María como nuestro sostén en este trance doloroso, no podemos sino, sellar esa nuestra Alianza, que hace tiempo ya la hicimos en nuestro corazón, aunque sin entender los designios del Señor, aceptamos con amor aliarnos a Ella, porque Ella ya conquistó nuestros corazones…”.

El Padre Kentenich entendió el campo de concentración de Dachau con todo su crueldad, como confrontación absoluta de la Alianza Amor con la realidad. En este lugar, la Alianza de Amor tocó los aspectos más extremos de la vida – enfermedad, muerte, hambre, injusticia, abandono, ausencia de derechos, de libertad, de calidez y hogar. Después de pasar esta prueba de su aptitud para la vida real, el Padre Kentenich comenzó a difundirla en todo el mundo , con una convicción que nada ni nadie pudo cuestionar. Hoy, parece que cada schoenstattiano, cada comunidad, cada proyecto en Alianza debe bajar de la nube, debe pasar por la prueba de lo cotidiano y la prueba de un Dachau personal o comunitaria una vez… y también así lo fue en Ayolas.

Este extraordinario testimonio de vida impactó en esta comunidad.

Más allá

Los integrantes de la Rama Familiar, ya piensan en los matrimonios a quienes invitarán el año próximo y en la creación de Juventud Masculina.

La semilla que sembró el sembrador, sigue produciendo frutos buenos en la ciudad sede de hidroeléctrica del Paraguay, construida con la Republica Argentina: Yacyretá.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *