Publicado el 18. junio 2017 In Vida en alianza

Fuego y llama, celebración y fiesta

ALEMANIA, Wolfgang Fella •

Vivir Pentecostés en todos los sentidos: de eso se trataba en la Jornada de Pentecostés del Movimiento de Schoenstatt en Marienhoehe de Wurzburgo. Tras una introducción, los numerosos participantes tuvieron oportunidad de recopilar las propias experiencias de Pentecostés.

Una misa y una agradable noche de barbacoa redondearon la oferta para la Familia de Schoenstatt diocesana. Fuego y llama para Dios, celebración y fiesta.

No hay selfies de Pentecostés

Como el año pasado, se invitó la víspera de Pentecostés a buscar las huellas del Espíritu Santo. La Hna. Renata M. Zürrlein señaló al comienzo, que del Pentecostés de hace 2.000 años no tenemos, lamentablemente, ni fotos, ni selfies, ni mensajes de whatsapp con noticias en directo. Por eso se debería intentar ayudarse con el Nuevo Testamento y la narración de este acontecimiento. También podrían ayudar las voces de hoy, escuchando entrevistas hechas a gente joven, que se han grabado en imagen, en las que cuentan qué es para ellos la festividad de Pentecostés.

Coloridas ofertas del Espíritu

El siguiente paso fue muy práctico. Se ofrecían un gran número de talleres, para acercarse hoy a Pentecostés. El Espíritu estuvo en el centro. Hubo cantos al Espíritu Santo, para crear un buen espíritu alrededor.

Se pudo degustar al Espíritu Santo, así como descubrir el Espíritu ecuménico o seguir las huellas del Espíritu de la Fidelidad. También se podía uno poner en camino y dirigir la mirada a la irrupción del Espíritu en la propia vida y en la Iglesia. Quién mejor que el Papa Francisco para aportar aquí las correspondientes inspiraciones. Y así sus pensamientos, compartidos en una caminata por las viñas, hicieron reflexionar e interpelaron a la vez.

¿Cómo vivirá María el Pentecostés? Una cuestión que se ha planteado en una “Entrevista con María” en la misa de Pentecostés.

Frente al Santuario se enviaron al cielo, echando al fuego todas las peticiones por los dones del Espíritu que se necesitan en todos los ámbitos de la vida.

Después esperaba a los hambrientos participantes un mostrador de ensaladas y el arte de la barbacoa hizo que comieran bien y pudieran permanecer sentados cómodamente, dentro o fuera.

Esta noche quedará en la memoria de todos los asistentes –si consiguen acoger conscientemente al Espíritu Santo en el día a día.

Original: alemán, publicado 16 de junio. Traducción: Paz Leiva, Madrid, España/vg

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *