Publicado el 27. enero 2017 In Vida en alianza

Diez nuevos novicios han tomado la túnica de Sión

BURUNDI, por  Diomède Mujojoma •

El santuario de Schoenstatt Monte Sión Gikungu acogió el pasado sábado 21 de enero de 2017, diez nuevos candidatos al noviciado con la toma de túnica de Sión. Este acontecimiento ha marcado un paso, una etapa del camino hacia el sacerdocio en la Comunidad de Padres de Schoenstatt de Monte Sión Gikungu. El Padre Jean Bernard Mazuru, Superior de la Comunidad de Padres de Schoenstatt de Monte Sión Gikungu, ha subrayado que estos jóvenes quieren seguir al Señor y no a algún padre de esta comunidad, sea quien sea. Informó a los participantes en la misa que había escogido la misa de la Virgen María, madre y educadora, para que cuide de estos jóvenes novicios. En esta ceremonia participaron los padres de los jóvenes novicios y algunos de los colaboradores y amigos del santuario Monte Sión Gikungu.

En su homilía el maestro de novicios, el Padre Herménégilde Coyitungiye, ha manifestado la alegría de acoger por primera vez en el noviciado de Monte Sión Gikungu, a diez jóvenes, dos de los cuales son ciudadanos de la capital Bujumbura, uno de la diócesis de Ngozi y los otros siete de la República Democrática del Congo.

Hacia el Santuario, hacia el sacerdocio

Tras la homilía, el maestro de novicios procedió a llamar a cada uno de ellos por su nombre, para la toma de túnica. Tras unas breves palabras con el Padre Superior, les ha dado a cada uno su túnica y su cíngulo. A continuación ha invitado a los concelebrantes a vestir a los jóvenes novicios. Después, la celebración eucarística prosiguió su curso normal, con las peticiones leídas por los propios novicios en sus lenguas maternas.

Al terminar la misa, los jóvenes novicios, acompañados por los padres de la Comunidad de Schoenstatt, sus padres y amigos, fueron en procesión al santuario de la Madre Tres Veces Admirable, donde dirigieron una oración a la Virgen María. A continuación se sirvió un refrigerio a los invitados en la sala Vicente Pallotti.

En su discurso, el representante de los novicios expresó su agradecimiento al Señor por haberlos escogido con sus debilidades y haberlos dirigido por el camino que lleva a su monte, el « Monte Sión », la casa de los Padres de Schoenstatt, para enviarles a su misión. El novicio Iragi Nalubishi Gustave, Prefecto de los Novicios, manifestó que en este santuario ha experimentado el amor de una Madre que ama a los hijos, la Virgen María. “Es Ella quien cuida de nosotros, en su alianza de amor, Ella quiere hacernos hombres responsables para el reino de Dios Padre, porque somos sus hijos predilectos”, ha subrayado. Agradeció a la Comunidad de Padres de Schoenstatt, que haya puesto su confianza en ellos, desde diciembre de 2016, cuando fueron aceptados como novicios, una confianza que se ha materializado el 17 de enero de 2017, por un « agradable acontecimiento con la ceremonia de la toma de túnica en Sión ». Ha tranquilizado a sus padres, diciendo que él y sus condiscípulos están en buenas manos, que la Comunidad de Padres de Schoenstatt les cuida y les educa para su crecimiento espiritual, moral e intelectual.

Cumplir los diez mandamientos…

Por su parte, el representante de los padres ha deseado a sus hijos que sigan el camino de Dios, seguir los diez mandamientos, para recibir la bendición de Dios. Ha invitado a los demás padres a levantarse para pronunciar una bendición a sus hijos. “La misión que se os ha asignado es difícil, pero con la gracia de Dios y el apoyo de la Virgen María, la MTA, lo conseguiréis”, les tranquilizó. Cerró su intervención con las palabras de Cristo: “No hay mayor amor que el de dar la vida por el prójimo” (Jn 15, 13). El representante de los invitados, el embajador Albert Mbonerane, también animó a los jóvenes novicios, solicitando el apoyo moral de los participantes en esta ceremonia.

El Padre Superior, el P. Jean Bernard Mazuru, en nombre propio y en el de la Comunidad de los Padres de Schoenstatt de Monte Sión Gikungu, ha prometido el apoyo total a los diez novicios. Este mismo apoyo también proviene del Padre Provincial que no ha podido participar en la ceremonia y el apoyo de todos los padres que están lejos, pero que comparten esta alegría de acogerles en su comunidad. Ha aprovechado esta ocasión para tranquilizar también a los padres de los jóvenes novicios, diciéndoles que han caído en buenas manos. Ha pedido la oración de todos y cada uno para que el Señor bendiga a estos hijos de Dios.

Antes de clausurar la ceremonia, el Maestro de Novicios, el P. Herménégilde Coyitungiye, ha expresado su más vivo agradecimiento a los padres, a todos los asistentes, subrayando que cada uno tiene su parte y su lugar en la formación de estos novicios y añadió: “Todos somos Juan el Bautista “para mostrar a los jóvenes novicios a Cristo, el cordero de Dios.

¡Dos años sin teléfono móvil!

A los novicios, su maestro les ha pedido no preocuparse, que él tiene la doble función de padre y madre, tal y como el P. Kentenich deseó que cada padre de Schoenstatt tuviese. También propuso a los padres visitar el lugar donde se iban a establecer sus hijos, el entorno donde van a pasar dos años casi encerrados. También les ha solicitado que les pidan a sus hijos que les entreguen sus teléfonos móviles, porque allí, subrayó, no les va a hacer falta. Estarán conectados solamente con Dios para abrirse al mundo. Ha dejado bien claro a los padres que él es la vía de acceso ente los novicios y ellos. Por último ha prometido que los padres que quieran noticias de sus hijos las tendrán por mediación del Maestro de Novicios en tiempo real.

El P. Herménégilde impartió la bendición final e invitó a los novicios a enseñar a sus padres los lugares del Noviciado para que descubran el entorno donde permanecerán los dos próximos años.

 

Original: francés Traducción: Miguel Ángel Rubio, Madrid – España

Fuente: http://montsiongikungu.over-blog.com/2017/01/10-nouveaux-novices-ont-pris-l-aube-de-sion.html

Etiquetas: , , , , , ,

1 Responses

  1. Bendiciones del Buen Dios y de su Madre a todos los escogidos para seguir el camino de Cristo de la mano de nuestro Padre Fundador!!
    Laura y Marcelo Salvarani- Instituto de Familias- Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *