Lugares para visitar: recorridos y breve guía del lugar

Santuario Original

Dependerá del tiempo del que usted disponga en Schoenstatt para elegir los lugares por visitar.

El Santuario Original será siempre lo primero en su lista; junto a él, las tumbas de los héroes y el memorial de José Engling. Luego, la Tumba del Fundador en la Iglesia de la Adoración, y sí aún hay tiempo, la habitación del Padre Kentenich en la Casa de Formación de las Hermanas de María (Schulungsheim), y la Casa Padre Kentenich (museo), en Monte Schoenstatt.

Otros lugares con tesoros únicos son la capilla con el altar de la barraca de los sacerdotes en el campo de concentración de Dachau, y la habitación del Padre Kentenich en la Casa Marienau, donde se encuentra la “Peregrina del Padre”, la peregrina que Joao Pozzobon le regaló al Padre Kentenich en 1968.

Si dispone aún de más tiempo, ya irá articulando su peregrinar por esta pequeña ciudad de María.

¡No dejen de visitar la Oficina de Prensa, un lugar internacional, donde junto a la Auxiliar Internacional de la Campaña se los espera a todos para compartir sus testimonios y sus historias a partir de la Alianza de Amor!

El Santuario Original

Santuario original Es el corazón de Schoenstatt. Todo el que llega hasta aquí se prepara interiormente para un encuentro personal con la Santísima Virgen.

La capilla que diera origen al Movimiento de Schoenstatt estuvo dedicada a San Miguel. En 1319 se menciona por primera vez su existencia. Dos veces saqueada y destruida, fue reconstruida en 1681 y en 1812. De esta fecha data la construcción actual. Seguramente cumplía la función de capilla del cementerio.

En el año 1914, luego de haber transcurrido casi dos años desde que el Padre Kentenich asumiera la dirección espiritual de los seminaristas, surge la necesidad por motivos pedagógicos, de que los jóvenes dispusieran de un lugar propio para reunirse. Solicitó para ello la Capilla dedicada a San Miguel, que estaba totalmente abandonada. El superior accedió y los jóvenes empiezaron a trabajar en la restauración de la capilla, que comienzaron a utilizar en el mes de agosto de ese mismo año. Entretanto madura en el corazón del Padre Kentenich el pensamiento que diera origen al lugar de gracias. Cae en sus manos un artículo sobre el Santuario Mariano de Pompeya (Italia). La primera guerra mundial ya había comenzado y significaba para los jóvenes un desafío y un peligro.

El 18 de octubre de 1914 expone a los jóvenes en una plática una “secreta idea predilecta”, su “audaz pensamiento”: los invita a sellar una alianza de amor con la Santísima Virgen y a pedirle que ella se establezca espiritualmente en la pequeña capilla y la convierta en un lugar de peregrinación, en un Santuario de gracias. La historia futura se encargó de demostrar que el Padre Kentenich no se equivocó en la interpretación del plan de Dios. Aquella plática se llamó más tarde “Acta de Fundación”. El 9 de julio de 1947 concedió el Papa Pío XII para quienes visitasen el Santuario la indulgencia plenaria según las normas de la Iglesia.

En este lugar diariamente hay misas y adoración al Santísimo Sacramento. Cristo y María son el centro del Santuario.

 

La Iglesia de la Adoración

El P. Kentenich y la Familia prometieron levantar una iglesia para la adoración del Santísimo Sacramento si Dios, a través de la Virgen, protegía el lugar de Schoenstatt de la amenaza nazi. Ninguna casa de Schoenstatt fue destruida durante la guerra. En 1960 se encargaron los planos al arquitecto Alexander Von Branca. Dos Hermanas de María diseñaron los vitrales y el arreglo interior de la iglesia. El 9 de junio de 1968, domingo de la Santísima Trinidad, el obispo de Tréveris, Mons. Stein, consagró la iglesia.

El Fundador describió en 1967 la Iglesia con estas palabras: “Nuestra Iglesia es un castillo de Dios que quiere ser morada del Dios trino. Aquí vive y reina el Dios trinitario, el Padre, el Hijo, el Espíritu Santo. Y donde Ellos están, está también la Santísima Virgen. Es por esto que en nuestra catedral trinitaria también la Madre de Dios tiene un lugar de honor como Madre, Reina y Victoriosa tres veces Admirable de Schoenstatt“.
Las siete pilas de la fuente, sobre la cual se eleva la cruz, simbolizan los sacramentos de la Iglesia, las “fuentes de agua viva” (cfr. Juan 7,38) que nacen de la cruz.

Horario de la Iglesia de la Adoración: de 6.00 hs. a 18.00 hs (en invierno) y de 6.. hs a 19.00 hs (en verano).
Los grupos pueden celebrar la Santa Misa en la Iglesia de la Adoración.
Tel:(+49) (0)261-6404337 – Atención en alemán

La tumba del Padre Kentenich

Tumba del PadreEn la mañana del 15 de septiembre de 1968 el P. Kentenich celebró su primera y última Misa en la Iglesia de la Sma. Trinidad. Al finalizar la Misa a las 7 de la mañana volvió a la sacristía y allí murió de un ataque al corazón. Una pequeña alfombra roja, con la inscripción “Hacia el Padre va el camino”, indica el lugar exacto de su reposo. El 20 de septiembre sus restos mortales fueron colocados en el sepulcro que se construyó en aquel lugar.

Sobre su tumba se leen las palabras que él mismo escogió como epitafio: “Dilexit Ecclesiam” (Amó a la Iglesia). Su proceso de canonización fue abierto en la diócesis de Tréveris en 1975. Aquí, en este lugar, podemos experimentar de manera particular algo de la personalidad paternal y profética del fundador.

Horario de apertura: Verano: de 6.00 hs a 19.00 hs – Invierno: de 6.00  a 18.00 hs
Existe la posibilidad de reservarla para horas privadas, en la sacristía o por teléfono.
Tel:(+49)(0)261-6404337 – Atención en alemán – Mail:[email protected]