Jeremías Ruiz – Corona Viva

Jeremias Ruiz (1984-2009)”Corona Viva”

Selló su Alianza de Amor el 22 de noviembre de 2003 y desde allí, en el Santuario de la Vida y la Esperanza del Cerro de las Rosas, prometió a la Virgen María su fidelidad, su compromiso apostólico y su lucha diaria por la santidad. En su oración de consagración, Jere pedía a la Madre de Dios su iluminación para desarrollarse en todos los campos de la mejor manera: según el mandato y la voluntad de Dios

 Jere tenía un enorme don: él “hacía hogar” allí donde estuviese y, gracias a su enorme personalidad, podía estacionar su R6 (vehículo casi en desuso por su antigüedad) al lado de los autos más lujosos sin perder su gran autoestima, vivida con enorme humildad”. 

En los 8 años de inseparable noviazgo con Mercedes Aliaga no dejó de cultivar, ni un solo día, su amor por la Mater. Compartían sueños e ideales sumamente altos para su desarrollo individual y para su noviazgo. Ellos no se encerraban entre sí sino que cultivaban profundamente su amor y lo irradiaban a los demás, tanto en imagen como en actos concretos.

La firmeza y el compromiso, eran dos dotes sumamente palpables en él a la hora del trabajo apostólico, algo que amaba. Jere llegó a ser Rector de Gaudium Mariae (N de la R: Nombre con que se identifica a la Misión que en verano las juventudes de Schoenstatt llevan adelante) por designación del Equipo, dado su alto consenso en el Grupo. Él quería ser Rector para poder Servir a una Comunidad Misionera. Participó de COR UNUM (un solo corazón misionero) que era el nombre de su Comunidad en Gaudium y MAGIS (Dad siempre más) el Ideal de su Grupo de vida”.

Otra pasión que sentía era el canto, y el canto folclórico tradicional, y por ellos integraba el grupo Los Nogales, por quien Jere sentía un sincero y muy justificado orgullo. Afiches y compactos de su querido grupo de amigos cantores lo rodearon tanto en su vida como en su destino final.

La mañana del día 16 de diciembre Jere sintió en su trabajo, que estaba a punto de dejar para culminar sus estudios universitarios que lo graduarían próximamente como Ingeniero agrónomo, un fuerte dolor de cabeza que determinó su urgente traslado a la Terapia Intensiva del Hospital Privado, donde su papá integra el excelente grupo médico de ese renombrado Centro de salud.

Absolutamente conciente, recibió la visita de sus familiares y amigos y por supuesto del P. Marcelo Gallardo. Luego de una profunda charla entre ambos, el sacerdote le impartió la Unción de los Enfermos y pudo disfrutar de un sentido encuentro con sus hermanos de “La J.M.” quienes luego, con Jere ya inconsciente, renovaron todos su Alianza de Amor con María y repitieron, por última vez con Jere, el lema de Misión de ese año pero que llevarán impreso en el alma durante todas sus vidas: “REINA de Chilecito, ardemos por Tu Misión”.

Jere fue velado en el Santuario tomando a cargo la celebración toda la JM. No nos deja, él no va a descansar. Va a trabajar desde el Cielo junto a LA REINA, cuidando a cada Comunidad y a cada misionero para que su corazón se abra y de este modo peregrinen con la Madre de Dios en total plenitud” culmina diciendo el Padre Marcelo Gallardo .

Bibliografía :

Articulo Juan Barbosa http://schoenstatt.wordpress.com/2010/01/02/jere-ruiz-un-corazon-misionero-2/

Articulo Padre Marcelo Gallardo http://cmsms.schoenstatt.de/es/news/563/54/Jere-Ruiz-una-CORONA-VIVA.htm