El Trienio de preparación al 2014

LogoEn la Conferencia 2014,).

En la jornada de expertos, que tuvo lugar en mayo de 2010, se trabajó en la configuración de elementos de este Trienio como un tiempo de “preparación” interior y exterior.

Corrientes de vida

El proceso interno de esta preparación nos pide cultivar las corrientes vivas en la Familia de Schoenstatt en todo el mundo, que actúan de forma identificable como factor de unión: el Padre y su carisma, el Santuario, el impulso misionero y el crecimiento en la unidad.

A través de la vinculación a nuestro Padre y su carisma,

a través de la vinculación al Santuario en todas sus dimensiones y

a través de la fidelidad a nuestra misión con su fuerza e impulso misionero,

crecerá la anhelada unidad.

Cultura de Alianza

El proceso externo es el desarrollo de una Cultura de Alianza en el camino hacia el Jubileo 2014: abierta a los signos de los tiempos, internacional, vinculada e interconectada, misionera en los cinco campos: matrimonio y familia, juventud, pedagogía, Iglesia y sociedad. Así, nuestra Familia internacional y misionera, vinculada e interconectada, y una Cultura de Alianza, serán nuestro regalo de Alianza para el Jubileo 2014.

Durante el Trienio podemos desarrollar juntos la Cultura de Alianza, particularmente a través de nuestros proyectos apostólicos.

La Cultura de Alianza es nuestra forma original de expresar nuestro estilo de vida y de trabajo: nuestra vinculación a Dios, a las personas, a la naturaleza y la cultura, a la Iglesia y al mundo, siempre basado en la Alianza de Amor.

Acentuaciones en los años de preparación

Como Familia Internacional de Schoenstatt viviremos juntos el Trienio como:

Año de la corriente del Padre (18.10.2010 – 18.10.2011),

Año de la corriente del Santuario (18.10.2011 – 18.10.2012),

Año de la corriente misionera (18.10.2012 – 18.10.2013).

El año 2014 (18.10.2013 – 18.10.2014) es nuestro año de gracia y año jubilar. Será el año de nuestra Alianza de Amor.

Ahora la Santísima Virgen puede cantar el Magnificat con su Familia del Padre para comenzar un nuevo siglo.

Documento de Trabajo 2014

Diseño del Trienio

En muchos países ya se desarrollaron este año elementos creativos para darle forma al trienio.  La iniciativa y creatividad, tanto local como en los países y comunidades, ciertamente crecerá.

Algunos símbolos de los crecientes lazos de la Familia de Schoenstatt en su camino de peregrinación hacia el 2014 son:

Estos elementos deberían estar cada vez más presentes en los santuarios y en las celebraciones e iniciativas. Para lograr esa presencia el Team 2014 ofrece lo siguiente: bandera, frontal (antependium), láminas de acrílico para los santuarios, tarjetas de oración.

La colección de textos del Padre para cada uno de los años también apoyará a las diferentes corrientes.

La comunicación de las experiencias de nuestro peregrinar en el sentido de inspiraciones mutuas y afirmación en nuestra misión común es una contribución esencial para darle forma al trienio.

Cultura de Alianza

Diseñar los proyectos apostólicos en los cinco campos apostólicos, presentarlos en las carpas virtuales de la cultura de la alianza (Internet), así como prepararlos para ser presentados en las “Carpas de la Cultura de la Alianza”, servirá para crear una mentalidad.

El compromiso creciente para las preparaciones internacionales hacia el 2014 es parte de esta cultura de alianza y fomenta el surgimiento de equipos vinculados en todo el mundo.

La  cultura de alianza es la respuesta de Schoenstatt a la pregunta por parte de la iglesia y de la sociedad: Schoenstatt, ¿que haces?.

Con la cultura de alianza, manifestada y concretizada en proyectos apostólicos al servicio de los demás, Schoenstatt “muestra con hechos” que realmente ama a la iglesia, a las familias, a la juventud, a los pobres y marginalizados, a la sociedad y el mundo empresarial, político, pedagógico, al mundo de desarrollo e investigación y a todo y todos que tiene que ver con hombres en su búsqueda por vivir en alianza con su mismo, con Dios, con los demás, con la naturaleza y el trabajo.  Es el aporte concreto de Schoenstatt para la gestión de un nuevo orden social, realización de su llamado a construir, desde la alianza y a través de hombres nuevos – hombres en alianza – un mundo nuevo.

La cultura de la alianza es, más allá, un  ofrecimiento desde Schoenstatt a la Iglesia y a la sociedad. Tal como la pobreza  no era solo para los franciscanos ni el discernimiento de espíritus solo para los jesuitas, la paz solo para Sant`Egidio  o la unidad solo para los  Focolare, la cultura de alianza no es solo para los schoenstattianos.

Así las “carpas” del jubileo tienen algo de diálogo interno y externo sobre los signos de los tiempos, sobre los desafíos del hombre de nuestra época, siendo un diálogo desde los “hechos”. Muestran la vida real y no solo desde la especulación teórica, lo que le da más fuerza y poder de convicción.

Corrientes

El cultivo de las corrientes espirituales prepara tanto el corazón de la Familia en su conjunto como el de cada miembro individual para la renovación de la Alianza de Amor en su vinculación internacional y en su poder formativo misionero. Aunque una  corriente es enfatizada de manera particular cada año, las tres, así como la corriente de una mayor vinculación, que está empezando a cobrar vida,  están trabajando simultáneamente. Son importantes como diferentes manifestaciones de la gran corriente de la Alianza de Amor, que estaremos celebrando en 2014.

P. José María García

Sobre la Apertura del Trienio de Preparación y del Año Jubilar

Las experiencias positivas en todo el mundo relacionadas con la apertura del trienio – internacionalmente en el Santuario Original y vinculadas a todo el mundo mediante las iniciativas nacionales individuales y los acentos e iniciativas regionales; la respuesta dada a través de la fe en la Divina Providencia a los eventos ligados al Año de la Corriente del Santuario y las muchas y variadas expectativas que se han expresado a este respecto, han llevado al Team 2014 a tomar la decisión de iniciar conscientemente cada año del trienio y también, de una manera especial, el año jubilar.

La apertura en el Santuario Original – un momento unificador en el peregrinar conjunto de la familia de Schoenstatt en todo el mundo hacia el Jubileo 2014 – le da expresión al hecho de que la familia de Schoenstatt en cada cultura y generación vive la corriente de la alianza de amor. Esto se desenvuelve hacia las corrientes del Padre, del Santuario y misionera, y hace crecer el anhelo  por una mayor unidad y vinculación.

La celebración es diseñada internacionalmente bajo la responsabilidad del Team 2014, que da también a la familia schoenstatttiana mundial los impulsos y sugerencias para la apertura.

La apertura del trienio y del Año de la Corriente del Padre en el Santuario Original la noche del 17 de octubre de 2010 – en vigilia para el 18 de octubre – que fue seguida nacional y localmente el 18 de octubre – inicialmente fue una solución provisional, porque el Movimiento de Schoenstatt en Alemania ya había desarrollado sus planes para la celebración del 18 de octubre. La apertura en forma de vigilia en la víspera del 18 de octubre sin embargo  resultó ser una alternativa muy bella y adecuada, tanto en lo que respecta al tiempo como a los elementos de la celebración en el Santuario Original: Peregrinación, antorchas, el simbolismo del fuego y la luz. La apertura en forma de vigilia también es adecuada para la celebración del 18 de octubre de 2014, que iniciará con una noche de vigilia, preparada en ese caso por la juventud.

Es por eso que la apertura de cada uno de los años del trienio, así como del Año Jubilar, tendrá lugar en la noche del 17 de octubre. Estos eventos, en el Santuario Original, serán transmitidos en vivo, creando así un fuerte elemento de unión en la preparación trienal para el 2014 que vincula a la familia mundial de Schoenstatt con el Santuario Original.

Apertura del Año de la corriente del Santuario

El Año de la Corriente del Santuario empieza el 18 de octubre de 2011.

En la víspera del 18 de octubre de 2011 iremos en peregrinación con el P. Kentenich desde todos nuestros santuarios locales hacia el Santuario Original. Aquí, unidos como una familia mundial de Schoenstatt y en conjunto con todos los santuarios del mundo, haremos la transición del Año de la Corriente del Padre hacia el Año de la Corriente del Santuario. El fundador de la alianza lleva a su familia al sitio de la alianza, que se ha convertido en el lugar donde los misioneros son comisionados.

La apertura conjunta del Año de la Corriente del Santuario en el Santuario Original une en un solo momento a todos los santuarios del mundo entre sí y a éstos con el Santuario Original. La celebración en el Santuario Original ha sido diseñada internacionalmente (en varios lenguajes y culturas) y será transmitida en vivo por Internet, “unidos con todos aquellos que se han consagrado a ti” (Hacia el Padre, JK). Es una celebración de la familia de Schoenstatt y todos son bienvenidos.

Apertura del Año de la Corriente Misionera: 17-18 de Octubre de 2012

La apertura deberá tener lugar durante una vigilia en el Santuario Original en la víspera del 18 de octubre.

En vista de los elementos misioneros, los proyectos apostólicos, las misiones y la Virgen Peregrina podrían jugar un rol esencial como características misioneras de Schoenstatt.

Apertura del Año Jubilar: 17-18 de Octubre de 2013

Entraremos como familia de Schoenstatt al Año Jubilar de la Alianza de Amor el 17 y 18 de octubre de 2013. El punto más alto será el 18 de octubre de 2014 con sus gracias y experiencias y la culminación será cuando seamos enviados por el Santo Padre en Roma.

En el Santuario Original esta apertura tendrá lugar otra vez dentro del marco de una vigilia internacional, aunque ese marco será más grande que en los dos años previos.

El 18 de octubre de 2013 todos los santuarios en el mundo y cualquier lugar donde exista Schoenstatt deberán celebrar el día de alianza con particular solemnidad como el primer día de gracias del Año del Jubileo. Se piensa involucrar a Roma de manera especial en esta celebración de apertura.

P. José María García