Rumbo al centenario de la Alianza de Amor

El Cénaculo de la Conferencia 2014

Fue un anticipo de 2014 lo que sopló en el aire a lo largo de toda una semana en Schoenstatt – o más bien una verdadera experiencia de 2014: un espíritu de optimismo, de entusiasmo, de comunión, de radicalidad – centrado totalmente en lo que es esencial a Schoenstatt: la Alianza de Amor, el Santuario, el Padre Kentenich y su carisma. El fundamento más antiguo y novedoso de nuestra espiritualidad es el aporte más valioso de cara al futuro…

Corriente de retorno: símbolos de gracias de los paísesLa Conferencia 2014 su programa común.

“Se trataba de una jornada de planeamiento, como se la llamó. Pero ante todo debía ser una hora de Cenáculo, en la que por una parte se pudiera asegurar la conducción del Espíritu Santo, y por otra se le permitiera a Él mismo interpelar y entusiasmar. Incluso no quería planificarse solamente sobre la base de los propios motivos y de las propias ideas. Se quería, mucho más, recurrir al origen y desde allí mirar al futuro, postvivir aquello que también fue fundamental en la Iglesia primitiva: la feliz experiencia de un nuevo comienzo”.

P. Alejandro Martínez

“Creo que la Conferencia 2014 puede ser el comienzo de una nueva etapa en el desarrollo de nuestro Movimiento…

La conferencia 2014 nos marcó una pauta sobre el modo de llevar adelante los proyectos: la dinámica interna del encuentro estuvo centrada en un movimiento de interacción: fuimos sacando lo mejor de nosotros mismos, a la escucha del Espíritu, para volver a entusiasmarnos por aquello que ya teníamos dentro y que es la fuente de nuestra vida. Dicho en una frase: juntos nos volvimos a enamorar de nuestro carisma…”.

Hna. M. Elizabet Parodi

Los delegados buscaron juntos allí campos donde, a partir de la Alianza de Amor, Schoenstatt quiere y debe actuar para que la misma no sólo sea un mensaje que se anuncia sino que se torne un modo de vida, renovándose así, no sólo en su esencia sino también en sus proyecciones y aplicaciones:

Família, Pedagogía, Iglesia, Juventud, Sociedad

Unánimamente, la Conferencia descubrió que hay corrientes comunes a escala mundial:

  • la corriente del Santuario,
  • la corriente del Padre,
  • la corriente misionera y
  • la corriente de la unidad

– siendo las primeras dos las que la Familia poseyó, posee y poseerá desde un inicio y por siempre, mientras que las dos últimas han sido lo novedoso que ha surgido como una voz potente de la vida en esta conferencia.

La conferencia 2014 resaltó de la propia vida, a través de un proceso de diálogo

  • lo propio,
  • lo comunitario,
  • lo antiguo y siempre nuevo de Schoenstatt.

Ahora está claro dónde y cómo vamos a celebrar los 100 años de la Alianza de Amor:

  • En el Santuario original y en Roma
  • En comunidad y enlazados internacionalmente
  • Reencendidos nuevamente por nuestro propio carisma, a escala mundial, dispuestos a llevarlo a la iglesia y al mundo estableciendo una cultura de alianza.

Este es el paso del 31 de Mayo; la Familia del Padre sigue al profeta. Y lo sigue con gran alegría y entusiasmo desde dentro, llevados por una corriente que simplemente los arrastra…

¡La Conferencia 2014 continúa!

Lo que aconteció en este círculo – unidos a escala mundial, como misioneros a escala mundial y reencendidos nuevamente por la Alianza de Amor a nivel mundial- debe continuar movilizando a toda la Familia de Schoenstatt.

Tapa del video sobre la Conferencia 2014 - HugApasionándola, entusiasmándola, motivándola vitalmente a llevar a muchos hacia el Santuario Original el 18 de Octubre del 2014.

¡Y luego todos a Roma!

En este sentido, los delegados partieron a sus países…

Y en este mismo sentido, el Símbolo del Padre, regalo del Padre Kentenich, comenzó su peregrinación mundial…

¡Rumbo al centenario de la Alianza!

 

 

 

Texto tomado del video publicado sobre el impacto de la Conferencia 2014.
Para adquirirlo: [email protected]