Sobre Schoenstatt

Schoenstatt es un Movimiento eclesial, donde todos según su opción vocacional y coordinadamente, en alianza, sirven a la Iglesia y a su misión y al mundo que Dios nos ha confiado.

Nació en 1914, en plena guerra mundial. Una guerra que se transformó en cuna de un Schoenstatt «en salida», como dice el Papa Francisco, que sabe y debe responder hoy a su propuesta de salir «a la calle». Salir del santuario del pequeño valle, de la propia comunidad, para llevar una esperanza que no es utópica, sino que se expresa con acciones concretas, proyectos evangelizadores que regalan vida al hombre y le devuelven su dignidad, esté donde esté. Si es en la “periferia”, allí mismo, con todos los riesgos y peligros que conlleva.

El núcleo de la fundación de Schoenstatt es la «Alianza de Amor» con María, la Madre del Señor.

La Alianza de Amor genera cultura y cultura de Alianza es la forma original de expresar nuestro estilo de vida y de trabajo: nuestra vinculación a Dios, a las personas, a la naturaleza y a la cultura, a la Iglesia y al mundo, siempre basado en la Alianza de Amor.

El compromiso con la cultura de alianza impulsa a Schoenstatt a salir desde los santuarios hacia las periferias existenciales para “santuarizar” el mundo, según la expresión del papa Francisco.

Fuente: Revista Ciudad Nueva, Madrid, Oct. 2014