“La búsqueda de huellas” – Alemania

En tres congresos pastorales de Schoenstatt que trataban del cambio de milenio, surgió la pregunta de como podríamos nosotros aportar para que el carisma de Schoenstatt penetre de manera  más profunda todos los ámbitos de la iglesia, dicha pregunta surgió después de que tomamos conciencia de que nuestra sociedad es cada vez más la sociedad del Dios olvidado y que el mensaje de la Fe práctica en la Divina Providencia podría ser la respuesta perfecta a lo que estábamos buscando.

En plena discusión sobre cómo podríamos introducir a Schoenstatt de manera más práctica en la iglesia, surgió el concepto de “búsqueda de huellas” –buscar la presencia de Dios en la compañía de las personas, en las cosas y en los acontecimientos, encontrarle y amarle, así como el P. Kentenich describe una y otra vez la confianza en la existencia de lo sobrenatural.

La búsqueda de huellas: un método para llevar a cabo la Fe práctica en la Divina Providencia

Así se desarrolló “la búsqueda de huellas” como un camino concreto en el que nosotros los hombres nos encontramos y así juntos podemos descubrir al “Dios de la vida”.

La búsqueda de huellas dirige la inspiración del Espíritu Santo dentro de nosotros y a nuestro alrededor para que podamos percibirlo. La búsqueda de huellas es una forma de meditación pero con una actitud aún más abierta hacia lo que Dios me quiere decir. Así como una turbina de viento, toma el viento y lo convierte en energía, así también todo lo que descubrimos en nuestros propios corazones, y que se refleja en nuestro entorno como un signo de los tiempos, debe convertirse en la “voz de Dios”. Esta voz que nos dará la fuerza y ​​la energía del Espíritu Santo para darle una respuesta a Dios en nuestras vidas.

Y así funciona:

  • En pequeños grupos: después de una oración motivadora, un miembro del grupo puede leer en voz alta, paso a paso, el texto que la acompaña y conducir al grupo en su meditación. Las experiencias compartidas, brindan a todos  la oportunidad para continuar conversando.
  • en comunidades eclesiales o sociales: al comenzar el encuentro echan una mirada sobre el camino recorrido en común. Lo que perciben en el grupo, lo pueden interpretar a la luz de la fe y encontrar allí inspiraciones y propuestas para transformarlas ulteriormente en acciones.
  • para matrimonios: pueden hacer estos pasos al final del día, en una reflexión sobre la semana u otro lapso de tiempo recién pasado.
  • personal: puede dar hacer los pasos de la búsqueda de huellas en una forma adaptada a su situación.

Ponernos a la búsqueda de Dios por todos los caminos posibles

Mientras tanto folletos de la “búsqueda de huellas” han surgido para diferentes grupos: para parejas, mujeres, juntas parroquiales, enfermos y discapacitados, para sacerdotes y para candidatos al sacerdocio. Un folleto separado “SMS de Dios” fue creado para los jóvenes a la JMJ en Colonia.

La búsqueda de huellas recibió un toque mariano debido a la introducción desde fines de enero del Magnificat después de cada búsqueda de huellas. María es la mujer que buscó las huellas de Dios tan intensamente que el Hijo de Dios se hizo carne a través de Ella. Unidos a Ella se nos regala la claridad de buscar en nuestra cotidianeidad esas huellas, descubrirlas  y seguirlas.

Hace diez años que los sitios web www.spurensuche.de y www.spurensuche.info están en funcionamiento (principalmente en alemán, pero con informaciones básicas también en inglés, español, polaco y francés) a lo largo de este tiempo, se han acumulado numerosos artículos y muchísimo material acerca de la Fe práctica en la Divina Providencia y la búsqueda de huellas.

Semanalmente muchos artículos nuevos son publicados en las siguientes categorías: meditación, oración, signos de los tiempos, arte y cultura, miradas, lo que pasa actualmente. La categoría “huella de la semana” nos invita a buscar la compañía de Dios en las experiencias cotidianas más sencillas.

El sitio web tiene alrededor de 3000 a 8000 visitas diarias. A través de la gran cantidad de visitas que en un año llegan a un millón, muchas personas descubren de diferentes maneras la pregunta central de nuestra fe: ¿existe Dios? y ¿cómo puedo sentirlo?

Información / Contacto

www.spurensuche.de

Prof. Dr. Hubertus Brantzen
Südring 303
55128 Maguncia – Alemania
Tel. 06131-363504
Fax 06131-336955

brantzen.h.mth@web.de