La Vía Matrimonial – Hungría

Vía Matrimonial

La Vía Matrimonial es un camino de 1,5 km a través del bosque, cuyo punto de partida y de llegada es el Santuario. A lo largo del camino existen quince estaciones que representan las distintas tareas, preocupaciones y periodos por las que atraviesa una pareja durante su vida matrimonial. Las tareas y textos que se encuentran en las estaciones motivan a las parejas a reflexionar sobre sus vidas y a conversar. Los bancos que se encuentran a lo largo del camino también invitan a las parejas a permanecer sentadas por algún tiempo. La Vía Matrimonial quiere ayudar a las personas a reflexionar acerca de sus relaciones, para que así las parejas puedan encontrarse de nuevo, puedan descubrir su vocación común, puedan educar bien a sus hijos y puedan gozar de una vida familiar plena y feliz.

La Vía Matrimonial nace de una sugerencia del Padre Tilmann Beller; en su construcción trabajaron artistas y profesionales, así como también muchas familias de la Federación de Familias de Hungría. Junto a las estaciones de madera con placas diseñadas en cerámica también se levantó un libro guía con reflexiones y canciones.

Las estaciones

Las 15 estaciones de la Vía Matrimonial son:

1. Nos hemos encontrado el uno al otro para siempre

2. Nuestra casa es nuestro reino

3. Regalamos vida – recibimos vida

4. El amor también duele

5. Las dificultades nos ayudan a crecer

6. Educando niños fuertes

7. En la mitad de nuestra vida

8. Juntos somos más fuertes

9. Somos enviados

10. Permanecemos fieles

11. Dejamos que nuestros hijos inicien su camino

12. Junto con nuestra generación anterior

13. Envejecemos y cosechamos

14. Todo tiene un sentido

15. Damos gracias

Para renovar las familias

La Vía Matrimonial fue bendecida por el Obispo familiar László Bíró el 3 de julio del 2007. En su discurso dijo: “la Vía Matrimonial nos lleva desde el Santuario hacia el Santuario, así como nuestra vida y nuestro matrimonio a través de muchas estaciones parten de Dios para volver a Dios. La Vía Matrimonial también nos recuerda el Viacrusis, a principios del cual Jesús abraza la cruz. El matrimonio también comienza con un abrazo amoroso y también esta compuesto de encuentros con niños, con gente que llora, con personas que nos alientan como Simón de Cirene, de caídas y levantadas y al final, el brillo del regalo de la vida, a la luz de la resurrección. Las estaciones de la Vía quieren guiarnos hacia aquella oración, fuente de las acciones”.

Con la Vía Matrimonial, la Federación de Familias de Schoenstatt en Hungría ha hecho realidad un proyecto para renovar las familias y el país entero. Participantes de las jornadas familiares en Obudavar recorren con mucho gusto la Vía Matrimonial. Esta Vía atrae también a familias de otros movimientos, a parejas solas y también a grupos familiares. Familias de comunidades parroquiales vienen con buses a Obudavar para fecundar y renovar sus vidas en la Vía Matrimonial.

Visión a futuro

La Vía Matrimonial tiene su sustento en la oración y el sacrificio de las familias de Schoenstatt.

Durante su inauguración, el Padre Tilmann Beller dijo: Espero que lleguen los tiempos, en los que al lado de cada parroquia se construya una Vía Matrimonial. Y es así como en la parroquía de Horvátnádalja en Hungría ya se construyó una Vía Matrimonial como la en  Obudavar. En muchos otros lugares también existen ya preparativos para la construcción de Vías Matrimoniales. También algunos centros de Schoenstatt en otros países muestran interés.

Información y contacto

Ubicación:

Foe u.11.
8272 Obudavar

Contacto:

Flia. Tecsengo
tecsengo@schoenstatt.hu

Dr.Sallai Tamás és Karikó Éva
evatom91@gmail.com