Fortalecimiento Matrimonial, México

El Fortalecimiento Matrimonial es una iniciativa de la Rama de Familias del Movimiento de Schoenstatt en México; se difundió también en Italia, Costa Rica, Ecuador y Paraguay.

Desde su inicio, el Fortalecimiento Matrimonial Schoenstatt busca un reencuentro de los matrimonios. Durante un fin de semana, desde la tarde del viernes hasta después de la comida del domingo, todos los elementos se conjugan para que las parejas que asisten (alrededor de 25) vuelvan a tomar conciencia de las cualidades de su cónyuge que los enamoraron y de la historia que han compartido. Entre las muchas actividades que se llevan a cabo ese fin de semana, acompañados por un sacerdote y una hermana, varios matrimonios voluntarios comparten la realidad de su vida, sus experiencias, alegrías y penas. Comenta Paty de Silveyra: “Recuerdo tema por tema, expositor por expositor, porque me impresionó la forma en que esos matrimonios compartían cosas tan íntimas de su relación, problemas y soluciones, ante otras parejas que no los conocían ¡Esa caridad me impactó desde un principio y todavía lo sigue haciendo!”.

¡Redescubre el tesoro que tienes en tu matrimonio!

¿Para qué asistir a un Fortalecimiento Matrimonial si estamos bien? – Es una pregunta que se hacen varios de los matrimonios que asisten a esta jornada. La respuesta termina siendo clara al terminar el evento. “Redescubrí el tesoro que tengo en mi matrimonio” – dijo una de las personas asistentes. Ciertamente, la renovación es un tema recurrente durante el fin de semana, y las parejas vuelven a descubrir aspectos de ellos mismos, de su cónyuge y de su matrimonio que habían olvidado en el ir y venir diario, rutinario, adormecedor.

“¿Dónde quedaron aquellas cualidades de mi novio o novia que me enamoraron? ¿Dónde aquella ilusión por dejarlo todo y unirnos para formar una familia? ¿Dónde quedó mi yo de entonces, enamorado y decidido?”

Pocas veces existe el privilegio de estar con el esposo o la esposa por un fin de semana, los dos solos, sin distracciones, con el propósito de convivir, reflexionar y refrescar su matrimonio. El ambiente del lugar de encuentro juega un rol importante.

Como es de suponerse, la idea de pasar un fin de semana alejados del televisor y de los mil distractores de nuestra vida cotidiana no entusiasma demasiado a algunas personas ¡especialmente a los maridos! Como nos sigue relatando Paty: “Salvador se quejó todo el camino, que por qué tenía que ir, que el trabajo, que si nos llevábamos bien para qué dedicar ese tiempo…. y yo calladita, calladita. Cuando llegamos pensé “¡Al fin!”. No habían pasado los dos primeros temas y Salvador estaba completamente suavizado. Me dijo: ‘Si con estas dos pláticas he visto cosas muy grandes para mí, ya quiero ver las de mañana’ ¡Increíble! Sólo Dios y la Mater pueden hacer eso ¿no?”.

Veo a Dios y a la Mater en mi esposa

La presencia de Dios y de María Santísima es  palpable en el ambiente. “Veo a Dios y a la Mater en mi esposa” – comentó otro de los asistentes.

El saber que Jesús estaba presente en el día del matrimonio y ahora está siempre presente, comprometido con cada matrimonio, hace conscientes a los participantes de la tremenda fuerza de la unión sacramental.

El Fortalecimiento Matrimonial Schoenstatt se realiza en Monterrey,  Querétaro y San Luis Potosí,  en México, y ha sido “exportado” internacionalmente a Costa Rica y a Italia.

También ha sido recientemente implementado en Paraguay, donde asistieron los panelistas desde México. La familia de Portugal también se ha unido a esta corriente y varios matrimonios han viajado hasta Italia para participar y luego poder implementar en su país.

Preparación meticulosa

Fortalecimiento Matrimonial, Costa RicaEn México, los fortalecimientos son ya una especie de tradición que se remonta a más de 15 años atrás. Las tareas de preparación y ejecución del evento son realizadas de forma íntegra por un numeroso grupo de matrimonios schoenstattianos voluntarios, bajo la tutela espiritual de un Padre de Schoenstatt y de una Hermana de María.

Durante el Fortalecimiento el ambiente es de amor y aceptación. La espontaneidad “amateur” que da el equipo de matrimonios que colabora en el Fortalecimiento, combinada con una meticulosa preparación y programación de actividades deja una profunda huella en los asistentes.

“Ha sido un privilegio para nuestro matrimonio haber participado durante varios años en los Fortalecimientos, hemos recibido muchas bendiciones y además hemos aprendido más de lo que hemos podido dar” – comentan Rodrigo y Mayté, matrimonio voluntario.

 

Contacto:

Eduardo Shelley: eduardo_shelley@hotmail.com