Diálogos a domicilio – Alemania, Suiza, Austria

Diálogos a domicilio  – Es una iniciativa de familias para familias, en Alemania, Austria y Suiza

En torno a la mesaUn matrimonio anfitrión invita a su casa a otros matrimonios conocidos y/o amigos y a un matrimonio ponente (personas que estudian en la Academia para Pedagogía Familiar). Luego de una breve presentación introductoria a cargo del matrimonio ponente acerca del tema que los anfitriones hayan seleccionado, se realiza un intercambio de ideas entre las parejas participantes, para luego aprovechar la ocasión para conversar y compartir juntos un aperitivo.

La idea de los diálogos a domicilio nació en Schoenstatt – Austria. A la pregunta: ¿cómo se podría lograr que la corriente de gracias que nace en Schoenstatt-Kahlenberg alcance a familias en toda Austria y porque no aun más allá?, vino la respuesta: ¡desde nuestra propia casa! y así nació la iniciativa diálogos a domicilio.

El primer diálogo a domicilio se llevó a cabo el 28 de febrero de 1994. Hoy en día conducir un diálogo a domicilio es parte del programa de formación de la Academia de Pedagogía Familiar. Es decir que del círculo de instructores familiares nacen continuamente nuevos ponentes y nuevos temas.

El objetivo de la iniciativa diálogos a domicilio

  • Una vida familiar feliz y exitosa es como un techo sobre el alma, este techo se hace más grande cuando invitamos a otras familias a nuestra casa y compartimos con ellos nuestra vida.

  • Existen muchas cosas que se deben saber para tener éxito tanto en el matrimonio como en la vida familiar. Diálogos a domicilio hace llegar este “Know how” a las familias.

  • El encuentro con otras familias nos ayuda a despertar para hacer frente a los obstáculos de nuestra propia vida.

  • Un clima de esperanza crece de familia a familia

  • Impulsos hacia una vida más feliz.

  • En casa de una familia amiga conocer personas con ideas afines.

  • Una visión de la iglesia y la sociedad, sostenida por la fuerza fundamental del amor.

Diálogos a domicilio en vivo: así funciona…

Intercambio de parejaUn día por la tarde, después de una agotadora jornada de trabajo y cuando los niños ya duermen, un grupo de parejas se disponen a escuchar con atención el tema que hoy dará el matrimonio ponente: “Típico hombre y típica mujer”. Juntos vivieron a participar de este diálogo a domicilio. “Por fin un tiempo para nosotros” comentó una esposa. “Es increíble, cómo en 20 años de casados nunca nos pusimos a reflexionar acerca de este tema” dijo un hombre, mientras su esposa asentía con la cabeza.

Después de 45 minutos y acabada la exposición del tema, los anfitriones motivan a las asistentes a conversar a solas con sus parejas. De a dos dando un paseo corto, o juntos en la sala analizan el tema respondiendo mutuamente preguntas como:

  • ¿Qué fue lo que me atrajo?

  • ¿Cómo podemos aplicarlo a nuestra vida familiar?

  • ¿Qué aprendimos?

  • Después se unen nuevamente a los demás en una ronda en la que se responden algunas preguntas y donde surge un intenso intercambio de opiniones. Entre risas, alegría y la certeza de haber hecho algo bueno por la pareja y por uno mismo, culmina una agradable velada.

Andrea y Bernhard Jehle, Ravensburg, Alemania

Anfitrión
El matrimonio anfitrión invita a ponentes y participantes.

  • La idea de Diálogos a domicilio nos gustó tanto que muy pronto nos animamos a realizar una también en nuestra casa. Encontramos los ponentes rápidamente y el tema también, ya que era un tema que nos interesaba personalmente. Lo único que nos faltaba eran los participantes ¿a quienes invitamos? Por supuesto que al inicio se nos hizo difícil ir directamente a las personas para invitarlas. Así que comenzamos a analizar las parejas que encontramos en nuestro diario vivir. Así nos vinieron a la mente por ejemplo la mamá de una niña que va con nuestra hija a la escuela de música, muy amable y muy abierta; nuestros vecinos que precisamente estaban atravesando por una situación difícil; la mamá de una compañera de la escuela de nuestra hija, quien un día nos saludo amablemente; parejas jóvenes de la parroquia con quienes tuvimos contacto de uno u otro modo. Así fueron sumándose las familias a las que invitamos.

  • La última vez que hicimos Diálogos a domicilio, ya habían confirmado su participación todas las parejas, entonces nos vino a la mente una pareja a la que por algún motivo no nos habíamos  animado a invitar. Un día antes de la reunión una pareja llamó para cancelar su participación, entonces decidimos realizar una llamada a la pareja que no habíamos invitado y para nuestra sorpresa ellos aceptaron espontáneamente, como si solo hubiesen estado esperando nuestra llamada.

  • Las personas que invitamos, son parejas que de alguna u otra manera llamaron nuestra atención, o nos acordamos de ellas porque nos parecieron mas abiertas o también porque sin pensarlo iniciamos una conversación inesperada. Todo esto es para nosotros una señal de Dios, Él nos mostró a estas personas y nosotros solo tuvimos que invitarlas.

  • Nuestra experiencia nos dice que las parejas que vienen lo hacen con mucho gusto y que regresan a sus hogares renovadas y agradecidas. La única dificultad es que muchas veces algunas parejas quisieran venir, pero en último momento se ven impedidas por alguna razón, es por eso que muchas veces invitamos a un mayor número de parejas de las que teníamos planeado y siempre es interesante ver cuantas vienen finalmente.

  • Se ha demostrado que la mejor manera de comenzar la reunión es sentarse alrededor de la mesa del comedor, ya que a veces tenemos muchos participantes. Al terminar se puede ir a la sala para estar más cómodos y disfrutar el fin de la jornada. De las parejas recibimos muchos comentarios positivos ¡Para esta noche nos reservamos siempre un tiempo! ¡Nos gustaría venir nuevamente! Esto nos anima a organizar el próximo diálogo a domicilio. Porque las familias son importantes para nosotros, les invitamos a visitarnos y a intercambiar ideas con nosotros.

Los Ponentes y los temas

El matrimonio ponente es especialista en uno o varios temas diferentes.

Lo importante aquí es que se trata de “temas favoritos” que tiene raíces en sus propias vidas y en la misión común. La rica experiencia adquirida durante los diálogos a domicilio enriquecen los temas con el transcurso del tiempo.