Publicado el 29. enero 2018 In Santuario Original

“La Mater te va hacer llegar, viejo…”

SANTUARIO ORIGINAL, Raúl González Paredes, Paraguay •

En el mes de octubre por cuestiones laborales, estuve en varias ciudades de Alemania. La verdad es que al notar la cara de emoción de mamá Carmen (la mamá de mi grupo), por mi viaje a Alemania y por la posibilidad de llegar al Santuario Original, recién entonces se me pasó por la cabeza que eso podía ser posible. El sentido común me decía lo contrario por dos razones: poquísimo presupuesto y horarios muy apretados.

Como no se me borró de la mente la emoción de mamá Carmen, me puse a mirar cuáles serían las actividades y ciudades a visitar. La agenda estaba dispuesta así: dos semanas en Alemania, trabajo de 8 a 17 pm en cuatro diferentes ciudades: Braunschweig, Offenbach, Frankfurt y por último Berlín.

“Don Google” indicaba 3 trenes y 6 de viaje

Leyendo detalladamente el programa, pude sentir el salto que dio mi corazón al ver “Domingo 22 de octubre – Libre”. Pero mi alegría duró poco, ya que ese día estaría en Berlín y al consultar con “Don Google”, descubrí que estaría a 592 km. de Koblenz y para llegar necesitaría 3 trenes y 6 horas y media de viaje.

Con la desilusión en el pecho, llamé a un hermano de grupo y le comenté lo imposible del viaje. Contrario a mi “sentido común”, mi hermano no tardó en decirme “La Mater te va hacer llegar, viejo”.

Ya en Alemania, los días de trabajo se desarrollaban así tal cual la agenda marcaba. La rigurosidad y pulcritud alemana no se notaba solo de los horarios y actividades que cumplíamos, sino también en la exactitud de los taxistas, transportes públicos, el metro. Todo el sistema funciona en conjunto y ordenado, prácticamente sin error o retraso alguno.

18 de octubre y aún estaba lejos

El día miércoles 18 de octubre me encontraba trabajando en la Ciudad de Offenbach y esta fecha, más que especial para nosotros los schoenstattianos, hacía que mi reducida esperanza creciera multiplicada por 10, más aún, luego de consultar de nuevo con Google y encontrar que esas 6 horas de viaje se habían reducido a 3 horas y media. Entonces consulté con el compañero alemán encargado de nuestro grupo, pero una vez más la desilusión clavaba su puñal. Me dijo que era un viaje muy complicado (varios trenes y transbordos), además de horarios muy ajustados.

Dejé de lado la idea y me concentré en el trabajo, pero como la Mater nunca deja de obrar, el viernes 20 de octubre, contra todo pronóstico, la actividad en una de las empresas finalizó a las 15:00 hs, y estábamos en Frankfurt… a sólo 3 horas de Schoenstatt. Y fue así que, sin dudar, sin planearlo bien, corrí a la estación de tren y mostrando mi celular al cajero, le pedí el ticket para Schoenstatt, Koblenz. Aunque me encontraba un poco más cerca, no dejaba de ser complicado. El cajero me indicó que debía tomar el tren hasta Koblenz, para luego tomar dos buses, llegando a las 17:45 hs al destino marcado.

La palabra imposible es algo que Ella no conoce

No puedo describir lo que sentí una vez subido al último bus y ver en los monitores que Schoenstatt, Vallendar, estaba cada vez más cerca. La precisión alemana no falló. Exactamente, a las 17:45 hs arribé al lugar que tanto anhelaba.

Caminé los últimos metros conteniendo las lágrimas de la emoción, pero no pude evitar romper en llanto con ese regalo que la Mater me tenía preparado. Al entrar al Santuario Original, el Santísimo estaba expuesto y presente en el Altar. Solo atiné a agradecer por poder estar ahí. El llanto no cesaba y el pecho estaba por explotar. La palabra imposible es algo que Ella no conoce, más aún cuando puede ver en nuestros corazones las ansias por ser testimonios vivos de su gran amor de Madre.

Fuente: Revista “Tuparenda”, Paraguay

Cómo llegar al Santuario Original

Para saber cómo llegar un poco más fácilmente al Santuario Original recomendamos el servicio de Schoenstatt.org

Cómo llegar a Schoenstatt

Visita al Santuario Original:

Central de Peregrinos

Visitas guiadas en español – Hna. María Andrea, [email protected]

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *