Teléfono del Padre Kentenich

Te dijo…

¡Que se haga la pequeña María totalmente entregada y abandonada al Padre, a sus deseos y a su voluntad!