Noticias de Schoenstatt: Experiencias, historias, encuentros

Imprime este artículo
Creado el 2012-09-14 23:09:26 - En torno al Santuario Original

Mundos Paralelos


P. David Musgrave. ¿Existen mundos paralelos? ¿Coexisten experiencias paralelas? ¡Sí! De acuerdo con el Apocalipsis o Libro de las Revelaciones y con los comentarios de nuestro Fundador en su último discurso al Movimiento de Schoenstatt en el Essen Katholikentag, en 1968, inspirado en los escritos de San Juan Bosco.

 

 

_______________________________________

En días recientes el mundo deportivo ha estado cautivado por las hazañas y logros de atletas de todo el mundo que han vencido limitaciones físicas, frecuentemente enormes, para buscar el oro.

El Campeón Europeo

Paralelo a esto, un grupo internacional de personas igualmente entusiastas y comprometidas, de diversas características y en desventaja con respecto a la norma, han logrado la victoria por el oro, pero no para coronar sus cabezas, sino la de la mayor victoriosa: Nuestra Señora – La campeona europea.

Dos eventos sin relación alguna, totalmente diferentes pero con características similares: fijación de metas, esfuerzo, lucha, logro y victoria.

La coronación de la Peregrina Auxiliar que se llevó a cabo el fin de semana pasado en Schoenstatt, Alemania, tiene todas las características compatibles con las Paralimpiadas, o Paras, como ahora se les llama afectuosamente.

Lo más importante no es el triunfo sino la lucha

Como todos los buenos atletas, dan reconocimiento y comparten la gloria con el equipo que, tras bambalinas, los ayudó a lograr el oro de la victoria.

Hemos coronado a Nuestra Señora como Reina de la Evangelización de Europa y ella, en su modo noble, pero humilde y generoso, corona a aquellos que han hecho y siguen haciendo todo lo posible.

Estos han sido días sagrados, de un clima excepcionalmente bueno y liturgias y celebraciones bien preparadas y ejecutadas, pero con la capacidad de adaptarse en el más puro espíritu olímpico: “lo importante no ganar, sino participar”, soportado por las experiencias de vida de todos los presentes: “Lo más importante no es el triunfo sino la lucha”. (Barón Pierre de Coubertin)

Alentados a difundir el mensaje

La ceremonia de coronación de la semana pasada puede verse como un “ensayo” del Jubileo del 2014 y de la que hemos ganado mucha experiencia.

Por supuesto que uno puede ser quisquilloso y quejarse de esto o aquello, pero nada nos puede distraer de la experiencia completa y del impacto duradero sobre todos los participantes que ahora han regresado a muchos países europeos imbuidos con la gracia de la coronación en oro. Regresamos a casa como héroes, reconocidos por nuestra fidelidad a la Virgen Peregrina y alentados a difundir el mensaje de su amor por nosotros y por su Hijo, para que otros “puedan correr la carrera”.

Traducción: Eduardo Shelley, Monterrey, México

 


Top