Publicado el 7. Julio 2017 In José Kentenich

¿No conoces a Kentenich?

ALEMANIA, Josef Tasch •

Kennste nicht Kentenich? (¿No conoces a Kentenich?) Una pregunta, una frase de una canción – un lema para la Vigilia de la Juventud en Oberkirch. Ésto se entiende sólo en alemán, el juego de palabras no se ha interrumpido desde hace décadas.

El 18 de junio se celebró en el Centro de Schoenstatt “Marienfried” la gran Fiesta del Encuentro con motivo de la visita del padre Kentenich a Oberkirch hace 50 años.

Para esta ocasión, la Juventud de Schoenstatt aprovechó la ‘fiesta anual de los pilares’ (un evento de la Juventud Masculina de Schoenstatt que obtiene su nombre de los pilares que se encuentran detrás del santuario: ellos simbolizan los pilares del trabajo de la Juventud Masculina de Schoenstatt: comunidad, escuela de vida, Alianza de Amor, ser varón y ser apóstol),  para realizar un “mini festival de la juventud” entre ambas comunidades de jóvenes de la diócesis de Friburgo (Juventud Masculina y Juventud Femenina).

Ellos también quisieron saber más sobre el fundador de Schoenstatt. De ahí el título: “¿No conoces a Kentenich?”. Al comienzo hubo un cóctel a la Kentenich y algunas actividades deportivas y recreativas. Luego continuaron con comidas y una barbacoa. Un total de 50 jóvenes estuvieron presentes en la celebración.

¿Qué tipo de persona era él?

Después de la comida, llegó el punto culminante del evento: la vigilia. Durante la primera parte hubo varias posibilidades para conocer de forma nueva al padre Kentenich. ¿Qué tipo de persona era él? Cómo era, qué hizo y por qué es alguien tan especial. Sobre la base de una canción, todos los participantes pudieron enterarse de una u otra cosa novedosa sobre el padre Kentenich.

Cuando Kentenich relata una historia

En la siguiente parte de la vigilia, los jóvenes tuvieron la oportunidad de escuchar junto a la estatua del padre, cómo y qué es lo que Kentenich tiene que decir. Al principio, gracias a una grabación original de 1967 con la voz del Padre Fundador, Kentenich les contó una historia: “Y aunque aulle la tormenta y el viento sople furioso y los relámpagos destellen fuego, yo confío como lo hace el hijo del capitán: el Padre tiene el timón en sus manos”. Luego pudimos elegir uno de los siguientes temas: fe en la Divina Providencia, ideal personal y el hombre nuevo. Con estos temas nos reunimos a continuación en pequeños grupos y los tratamos con más detenimiento, agudizando nuestra propia opinión y escuchando lo que el padre fundador nos decía al respecto.

Vivir concretamente la Alianza de Amor

Después del intercambio, se dio la posibilidad de meditar cómo podemos vivir concretamente la Alianza de Amor; cómo podemos imitar a la Santísima Virgen y cómo podemos llegar a ser “hijos del sol”. Este término lo utilizó Kentenich para ilustrar que debemos ser claros en lo que hacemos y ser capaces de difundir esto hacia fuera, brillar en el mundo. María fue una persona llena de sol, a quien tenemos como modelo a través de nuestra Alianza de Amor. Por este motivo, al final nos reunimos todos y en silencio nos dirigimos al santuario, allí colocamos en la vasija nuestras contribuciones al capital de gracias y juntos renovamos nuestra alianza con Dios, con la Santísima Virgen y con los que estábamos reunidos.

La noche acabó con conversaciones y canciones junto a la fogata.

Al día siguiente, después de la santa misa, tuvimos el honor de encontrarnos personalmente con el arzobispo Stephan Burger. Este impulso con la bendición del arzobispo significó la culminación del programa de los jóvenes. Con María, como madre nuestra, podemos llegar a hacer realidad el encargo de Kentenich: llegar a ser hijos del sol. Ésto también lo confirmó el arzobispo: “Continúen así”.

Original: Alemán 28/6/2017. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria/mar

Etiquetas: , , , ,

1 Responses

  1. Un gran desafío que parte por cada uno de nosotros su familia tiene que llevarlo a los altares
    Qué mejor que partamos trabajandonos aumentando nuestro capital de gracias para hacer una suave violencia a nuestra Mater y se produzca el milagro de llevarlo a los altares el 2018en el año del Padre..
    A trabar nos todos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *