Publicado el 5. febrero 2018 In Sinodo 18

Lucas, Magdalena y tantos jóvenes a quienes Francisco quiere escuchar

HACIA EL SÍNODO DE LA JUVENTUD, Maria Fischer y Claudia Echenique •

Si el Sínodo de la Juventud hubiese sido convocado por el Papa Benedicto XV en 1914, los jóvenes de la generación fundadora de Schoenstatt, con su asesor de tan sólo 28 años de edad, el Padre José Kentenich, hubieran participado con mucho entusiasmo y compromiso. Él creía en la fuerza dinámica y creadora de la juventud para impulsar el desarrollo de Schoenstatt ante los desafíos del tiempo.

Un siglo después, el Papa Francisco quiere realmente escuchar a los jóvenes, porque desea una Iglesia pensada con ellos y desde ellos. Hace un año convocó al Sínodo de la Juventud sobre el tema: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, que se realizará en Roma en octubre de 2018. “He querido que ustedes ocupen el centro de la atención porque los llevo en el corazón” les dijo el 13/01/2017.

¿Cómo participan los jóvenes en un Sínodo de Obispos?

En el camino al Sínodo, muchos se preguntarán de qué manera pueden participar los jóvenes si el Sínodo es sólo para los Obispos.

La preparación tuvo una primera etapa con la encuesta a los jóvenes del mundo, de la Iglesia y fuera de ella, que fue respondida por unos 200.000 jóvenes. Luego, el Seminario Internacional realizado en Roma en septiembre de 2017, reunió a expertos profesionales de diversas áreas junto a 20 jóvenes de los cinco continentes para analizar temas como los jóvenes y la trascendencia, los proyectos, la tecnología, la alteridad y la identidad.

En la última etapa preparatoria, del 19 al 24 de marzo próximos, el Papa Francisco convocó a un Pre-Sínodo que reunirá a 300 jóvenes del mundo “para expresar sus deseos, incertidumbres y expectativas”. escribió el Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario general del Sínodo.

“El Papa quiere escuchar a todos los jóvenes, no sólo a los católicos o a los creyentes, sino a todos, también a los alejados de la Iglesia o a los que nunca se acercaron a ella”, explicó el P. Alexandre Awi, Secretario del Dicasterio para los Laicos, la Vida y la Familia, en un reciente congreso de los Salesianos en Madrid.

Cardenal Baldisseri, Papa Francuscim P. Alexandre Awi “en salida”

Dos jóvenes schoenstattianos en el Pre-Sínodo

Estos días se supo que entre los jóvenes que participarán en este Pre-Sínodo, se encuentran (al menos) dos schoenstattianos: Lucas Galhardo, de la Juventud Masculina de Brasil, que ya participó en el Seminario internacional en septiembre de 2017, y que fue elegido como representante de Schoenstatt, y Magdalena Hartmann, de la Juventud Femenina de Alemania, elegida por la Conferencia Episcopal alemana.

Ellos compartirán esos cinco días de diálogo, intercambio y propuestas con jóvenes provenientes de todo el mundo, designados por las conferencias episcopales, de los movimientos eclesiales, de las Iglesias orientales, de los centros de preparación al sacerdocio y a la vida consagrada. También habrá delegados del mundo de la escuela, de la universidad y la cultura, del trabajo, los deportes, las artes, el voluntariado, del mundo juvenil en las periferias, así como jóvenes de otras religiones o completamente alejados de la fe.

Con todos esos valiosos aportes se redactará el Instrumentum laboris, el documento de trabajo que utilizarán los padres sinodales para preparar las intervenciones que realizarán durante la asamblea de octubre.

Lucas Galhardo, Juventud Masculina de Schoenstatt de Brasil, en el Seminario Internacional

Escuchar, aprender y cambiar

Este Sínodo, en verdad debería ser el Sínodo de Schoenstatt. A través de los jóvenes, de sus historias, sus experiencias, sus inquietudes, preguntas, ideas, compromisos y sueños, todos quienes somos y formamos parte de la Iglesia, podemos aprender y cambiar, al ritmo que la Iglesia universal cambia también con los jóvenes.

Ellos encarnan los desafíos del cambio, y en ellos se forja el evangelio del próximo tiempo con sus vivencias e historias de vida. En su corazón se forjarán los nuevos carismas por los que el Espíritu Santo conducirá a la Iglesia, y a Schoenstatt en su ser y misión.

Orar por el Sínodo es orar por las próximas generaciones

Desde Schoenstatt.org, hace tiempo estamos difundiendo la iniciativa “Pray for Synod”, un proyecto de los escolapios en su año jubilar y abierto a todo el mundo, que cuenta con el apoyo de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, así como de instituciones como el CELAM, la COMECE o UCESM, de medios de comunicación y otras plataforma católicas.

Seguimos invitando a rezar por el Sínodo – y ahora, a rezar especialmente por Lucas, por Magdalena y por los demás jóvenes que participarán en el Pre-Sínodo.

Fotos: Dicasterio para los Laicos, la Vida y la Familia

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *