Publicado el 8. Febrero 2017 In Alianza solidaria con Francisco, Francisco - iniciativas y gestos

Recemos con el Papa, con la mano en el pulso del tiempo: por los niños en peligro antes de nacer y las personas en el final de la vida

INTENCIONES DEL PAPA FRANCISCO, Maria Fischer – redacción schoenstatt.org •

Todo fue espera. Después del primer Ángelus del mes, el Papa Francisco anunció su intención de oración actual, al último momento, o como lo llamamos en Schoenstatt: su intención con la mano en el pulso del tiempo. En Bamberg, Alemania, en Tucumán, Argentina y en el equipo de schoenstatt.org se esperaba especialmente, pues comparten el compromiso de hacer suya esta iniciativa del Papa y no sólo en oración, sino con aportes al Capital de gracias.

En este mes de febrero que se inició con el encuentro del Niño Jesús con los dos ancianos en el Templo, el Papa Francisco pide a toda la iglesia, a todos los cristianos, unirse en la oración por las personas en riesgo antes de nacer y en el último momento de su vida. Para los más vulnerables y más indefensos, juntos, destacando la unidad del compromiso con la vida que recién se inicia y la que está terminando, pues: cada vida es sagrada.

Estemos cercanos y juntos recemos por los niños que están en peligro por la interrupción del embarazo, como también por las personas que están en el final de la vida: cada vida es sagrada”.

Entrega de Capital de gracias

En Tucumán, justo ese día entregaron los aportes al Capital de gracias por la intención de enero en el ofertorio de la misa en el Santuario. Lograron preparar además, ese mismo día, los nuevos capitalarios para el mes de febrero, con la intención actual. En el Santuario Original, se entregaron los aportes al capital de gracias el viernes 3 de febrero. Hubo entrega también en Madrid, en el Santuario de Bamberg en Schesslitz, en Memhölz y quién sabe dónde más sin contarlo…

Es tan nueva esta iniciativa del Papa, que la resonancia en la Iglesia y en los medios aún es muy débil. Qué alegría poder saber que estamos presente, desde la Alianza de Amor, en la oración que Francisco pide a toda la Iglesia, agregando los aportes al Capital de gracias en varios Santuarios y muchísimos Santuarios Hogar…

Con hechos

Cada vida es sagrada. Un tema de muchos schoenstattianos en todo el mundo. Desde iniciativas políticas para la protección del niño por nacer, a través de iniciativas como la bendición de embarazadas y padres, “Lichtzeichen” en Alemania – una iniciativa para mujeres embarazadas en necesidad -, la Campañita de Bebés en riesgo de vida, hasta la pastoral de enfermos en tantos hospitales, las Voluntarias de Maria

¡Qué mes podría ser febrero! Un mes de apoyo a estas iniciativas, un mes de sonrisas y saludos motivadores a mujeres embarazadas, y de visitas a personas gravemente enfermas o ancianas…

Nos dice Francisco, en el Ángelus del 5 de febrero:

Nosotros somos reconocibles como verdaderos discípulos de Aquél que es Luz del mundo, no en las palabras, sino por nuestras obras. En efecto, es sobre todo nuestro comportamiento que – en el bien y en el mal – deja un signo en los demás. Por lo tanto, tenemos una tarea y una responsabilidad por el don recibido: la luz de la fe, que está en nosotros por medio de Cristo y de la acción del Espíritu Santo, no debemos retenerla como si fuera de nuestra propiedad. En cambio, estamos llamados a hacerla resplandecer en el mundo, a donarla a los demás mediante las obras buenas. ¡Y cuánto tiene necesidad el mundo de la luz del Evangelio que transforma, cura y garantiza la salvación a quien lo recibe! Esta luz nosotros debemos llevarla con nuestras obras buenas.

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *