Publicado el 27. octubre 2017 In Alianza solidaria con Francisco, Iglesia - Francisco - Movimientos

Un fuego que pide el cambio: Encuentro del Papa Francisco con la Presidencia Internacional de Schoenstatt

PAPA FRANCISCO con Schoenstatt, María Fischer •

Temprano el 26 de octubre, a tres años y un día de la audiencia jubilar en el Aula Pablo VI, aquella audiencia en la cual el Papa Francisco nos dio la consigna para el segundo siglo de Schoenstatt: “Cultura del encuentro es cultura de alianza, y eso crea solidaridad”, se abrieron las puertas de la capilla de la Casa Santa Marta para los miembros de la Presidencia Internacional de Schoenstatt, reunida en Roma en su jornada anual. Tuvieron el privilegio de participar en la Misa matutina del Santo Padre.

“Fue impresionante ver ese cambio en Francisco, cuando comenzó a predicar. Antes bien tranquilo, desarrolló un fuego, una vitalidad impresionante, un hablar apasionado”, comentó uno. Habló de uno de sus temas preferidos – el cambio de la vida, la conversión real, desde el encuentro con el fuego de Cristo, el fuego encendido en el encuentro con Cristo. “Las dificultades en nuestra vida no se resuelven diluyendo la verdad. La verdad es ésta: Jesús ha traído fuego y lucha. ¿Y yo qué hago?”. El gran ¿Ahora qué?

Después de la Misa, cada uno pudo saludar al Santo Padre, comenzando con el P. Juan Pablo Catoggio – los dos se conocen hace muchos años y las fotos transmiten el fuego del encuentro. El P. Juan Pablo le regaló al Santo Padre un ejemplar de “Hacia el Padre” y una tarjeta con las firmas de todos los miembros de la presidencia.

© Foto L’Osservatore Romano

Un regalo

El P. Egon Zillekens, hablando en español con el Papa, le regaló la edición alemana del libro surgido de la gran entrevista del Padre Alexandre Awi sobre el vínculo de Francisco con María. “Ahora lo tiene también en alemán”, le dijo el P. Egon, sabiendo que el Papa ya tiene el libro en portugués y español. Las fotos muestran cómo el Santo Padre está mirando con gratitud al libro y lo está hojeando. Ese momento vale todo el esfuerzo de la traducción y distribución del libro, este tesoro sobre la alianza de Francisco con la Madre de todos nosotros.

Para finalizar el breve encuentro, se tomaron la infaltable foto grupal.

Un encuentro, una alianza, solidaridad.

© Foto L’Osservatore Romano

Resumen de la Misa Matutina en Santa Marta, 26. 10. 2016  – Osservatore Romano

“Jesús nos llama a cambiar de vida, a cambiar de camino, nos llama a la conversión”. Y esto comporta luchar contra el mal, también en nuestro corazón, “una lucha que no te da tranquilidad, pero que te da la paz”. Lo dijo el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta el cuarto jueves de octubre.

Inspirándose en el Evangelio del día que explica que éste es “el fuego” que Jesús trae a la tierra, un fuego que pide el cambio, el Santo Padre dijo:

“Cambiar el modo de pensar, cambiar el modo de sentir. Tu corazón que era mundano, pagano, se vuelve ahora cristiano con la fuerza de Cristo: cambiar, ésta es la conversión. Y cambiar en el modo de obrar: tus obras deben cambiar”.

Una “conversión – subrayó Francisco – que implica todo: cuerpo y alma, todo”.

“Es un cambio, pero no es un cambio que se hace con ardid: es un cambio que hace el Espíritu Santo, por dentro. Y yo debo colaborar para que el Espíritu Santo pueda obrar. ¡Y esto significa lucha, luchar!”.

“No existen los cristianos tranquilos, que no luchan – dijo el Papa – “esos no son cristianos, son unos ‘tibios’”. Y añadió: “También puedes encontrar la tranquilidad para dormir en una pastilla”, pero “no hay pastillas para la paz interior”. De ahí que haya afirmado que “sólo el Espíritu Santo” puede producir “esa paz en el alma que da la fortaleza a los cristianos”. “Y nosotros – prosiguió – debemos ayudar al Espíritu Santo haciéndole espacio en nuestro corazón”. Para lo cual – exhortó – nos ayuda mucho “el examen de conciencia de todos los días”, para “luchar contra las enfermedades espirituales, esas que siembra el enemigo y que son enfermedades de la mundanidad”.

El Papa Bergoglio afirmó asimismo que “la lucha que ha iniciado Jesús contra el diablo, contra el mal, no es una cosa antigua, sino sumamente moderna, “es cosa de hoy – dijo – de todos los días”, porque “aquel fuego que Jesús vino a traernos está en nuestro corazón”. Por esta razón debemos dejarlo entrar, y preguntarnos cada día: “¿Cómo he pasado de la mundanidad, del pecado, a la gracia?; ¿he dejado espacio al Espíritu Santo para que Él pudiera obrar?”

“Las dificultades en nuestra vida no se resuelven diluyendo la verdad. La verdad es ésta: Jesús ha traído fuego y lucha. ¿Y yo qué hago?”.

El Papa Francisco concluyó su homilía afirmando que para la conversión es necesario tener “un corazón generoso y fiel”. “Generosidad – dijo – que proviene siempre del amor”. Y fidelidad, es decir,  “fidelidad a la Palabra de Dios”.

© Foto L’Osservatore Romano

 

Video (italienisch)

Las fotos son del Osservatore Romano y están bajo Copyright, schoenstatt.org solicitó el permiso de publicarlas. No se deben copiar para publicarlas en otros medios. Si tienen interés en la publicación de estas u otras fotos, hace falta dirigirse a: [email protected] Los costos dependen del medio.

Todas las fotos se encuentran en www.photovat.com. En esta página se pueden tambien comprar fotos para uso personal.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *