Publicado el 5. febrero 2017 In Iglesia - Francisco - Movimientos

„La alegría del amor que se vive en las familias es también el júbilo de la Iglesia”

ALEMANIA, comunicado de prensa de la Conferencia Episcopal Alemana y redacción schoenstatt.org•

Los obispos de Buenos Aires, Argentina se adelantaron, publicando ya a mediados del año pasado sus directrices para la implementación de Amoris laetitia y recibieron una carta del Papa Francisco señalando que su interpretación correspondía en un 100% al sentido del sínodo y a su propio sentimiento. En noviembre de 2016,  la Conferencia Episcopal de Argentina trató y aprobó en lo esencial el texto de los obispos de Buenos Aires. Del mismo modo trabajaron los obispos de España y Malta y éste es el sentido de esta carta que tiene como base los resultados de encuestas mundiales y de dos sínodos. La mordaz crítica pública medial difundida sobre Amoris laetitia y sobre el Papa Francisco, especialmente por parte de aquellos que se vanagloriaban a través de la historia del mundo con la etiqueta de “fieles al Papa” y que lanzaban  amenaza de excomunión sobre cualquiera que se atreviera a poner en cuestionamiento algún acto o expresión de algún Papa, provocó más bien asombro que inseguridad e incluso no aminoró la alegría frente a este Cantar de los Cantares sobre el matrimonio y la familia. Tanto el Cardenal Walter Kasper, especialmente en su artículo en la revista “Stimmen der Zeit” (Voces del tiempo”)(link en idioma alemán), como Paul M. Zulehner en “Vom Gesetz zum Gesicht” ([De la ley al rostro] Editorial Patmos 2016), dan una explicación en un alto nivel pastoral y teológico. La exigencia de Amoris laetitia es naturalmente alta: búsqueda personal, formación personal de la conciencia, el acompañamiento espiritual para diferenciar, matices en vez de negro o blanco, casos concretos y no una regla rígida, y en vez de excluir, utilizar el concepto de misericordia como nuevo lenguaje, un nuevo paradigma de la Iglesia. Esto es agotador y toma tiempo. No  resulta sin un contacto personal, una severa exigencia especialmente para los obispos y sacerdotes. Pero a Aquel que hace 2.000 años murió en la cruz por cada uno de nosotros, ya en ese tiempo se le conocía por exigir, no sólo a sí mismo, sino especialmente a sus discípulos el ir en busca de esa oveja perdida incluso entre las espinas. Y esta exigencia también es válida para el Movimiento de Schoenstatt, que se enorgullece de tener como prioridad apostólica el trabajo en el campo del matrimonio y de la familia y establece hitos también en el campo de preparación al matrimonio y al acompañamiento matrimonial, como también en la pastoral para los divorciados vueltos a casar (Paraguay, España, Costa Rica).

 

Reflexionar las palabras del Papa Francisco que abren nuevas perspectivas y que son tan cercanas a la vida

Ahora la Conferencia Episcopal Alemana ha trabajado intensamente con Amoris laetitia y descubre en ella una invitación a una nueva pastoral del matrimonio y de la familia:

Los obispos alemanes publicaron el 1| de febrero de 2017 el texto: “’La alegría del amor que se vive en las familias, es también el júbilo de la Iglesia’, una invitación renovada a una pastoral del matrimonio y de la familia a la luz de Amoris laetitia”. El Papa Francisco realizó en  2014 y 2015 dos sínodos de obispos con preguntas frente al matrimonio y a la familia. Luego escribió la exhortación apostólica post-sinodal Amoris laetitia, publicada el 8 de abril de 2016. Los obispos alemanes han discutido en los últimos meses sobre el significado y las perspectivas que abre este documento. En el centro de atención se encontraba la pregunta frente a las conclusiones que resultarán para la pastoral de matrimonio y de la familia en la Iglesia de Alemania.

Pilares de una pastoral renovada para el matrimonio y las familias

El Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Alemana discutió el 23 de enero de 2017 los resultados y los resumió en un documento. Allí los obispos hicieron hincapié en la utilidad pastoral y teológica de Amoris laetitia. Por encima de todo, mostraron su respeto hacia todos los que en la vida cotidiana viven en forma ejemplar el matrimonio y la familia. Los obispos nombraron las consecuencias que surgen de Amoris latitia, especialmente los siguientes pilares de una pastoral del matrimonio y de la familia:

  • La preparación para el matrimonio requiere una intensificación, un carácter más obligatorio y al mismo tiempo un carácter más convincente.
  • Los esfuerzos para el acompañamiento matrimonial deberían fortalecerse: los cónyuges y las familias, especialmente en los matrimonios confesionales, deberían encontrar en la Iglesia alternativas para su situación de vida.
  • Las familias deberían ser apoyadas como lugares de aprendizaje de la fe y fortalecidas en esta tarea a menudo difícil.
  • La fragilidad del matrimonio y de la familia requiere una actitud especialmente sensible. El Papa Francisco planteó como diálogo la tríada de acompañar, diferenciar e incorporar. Esta tríada es definir la pastoral, de la cual surge una alta demanda.

Respecto a este último aspecto, los obispos añaden: los católicos que se han casado de nuevo después de un divorcio civil, en primer lugar están invitados a acercarse a su Iglesia local, participar en la vida de esa parroquia y crecer y madurar como miembro vivo de la Iglesia. Respecto al tema de recibir los sacramentos, los obispos no ven en Amoris laetitia ninguna regla general y ningún automatismo. Según su convicción, se requiere más bien de soluciones diferenciadas que respondan en forma justa a cada caso individual. Con Amoris laetitia, los obispos parten de la base de un proceso de toma de decisiones, acompañado por un padre espiritual.

En su documento, los obispos recomiendan ir por el camino del matrimonio y de la familia junto con la Iglesia y considerar las palabras innovadoras y realistas del Papa Francisco.

Las palabras de los obispos „‘La  La alegría del amor que se vive en las familias es también el júbilo de la Iglesia’ – una invitación a una renovada pastoral matrimonial y familiar a la luz de Amoris laetitia, está disponible en idioma alemán tanto en archivo-PDF, como también en el informe “Sinodo de los obispos- familia bajo www.dbk.de

El documento se publicará en breve en la serie de publicaciones de la Secretaría de la Conferencia Episcopal Alemana “Los Obispos Alemanes Nr. 104”, y también como un volante en las vitrinas de las parroquias y asociaciones.

Fuente: Comunicado de prensa de la Conferencia Episcopal Alemana

Original: Alemán 01/02/2017. Traducción: Tita Andras, Viena, Austria

 

Un camino de acogida, acompañamiento, discernimiento e integración en la comunidad eclesial

 

Familia

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *