Publicado el 1. febrero 2018 In Proyectos

“Franz Reinisch me atrapó“

ALEMANIA, Oficina de prensa del obispado de Wurzburgo/ Markus Hauck y redacción •

Hace dos semanas informamos por primera vez en esta sección sobre el “Musical sobre un hombre íntegro. Gracias al aviso del P. Armin Haas, de la Federación de Sacerdotes de Schoenstatt y al material del decano regional P. Martin Emge, del Instituto de Sacerdotes Diocesanos de Schoenstatt, surgió un artículo sobre el héroe de este musical: el Padre Franz Reinisch, una persona, que durante el nazismo fue tan íntegro como peligroso, tan inconformista como incómodo, todo por su pasión por la libertad y su fidelidad de conciencia. Y eso es incómodo y peligroso, y no solo para los nazis.

A continuación, una entrevista realizada por la oficina de prensa del obispado de Wurzburgo (OPW) al compositor y letrista Wilfried Röhrig, que cuenta lo que le ha impresionado de este sacerdote que murió por negarse a prestar juramento de lealtad a Hitler, qué lo motivó para escribir un musical y por qué será el estreno en Bad Kissingen.

 

OPW: Usted ha escrito un musical sobre el sacerdote palotino Franz Reinisch, que fue el único sacerdote que se negó a prestar juramento de lealtad a Adolf Hitler durante el llamado Tercer Reich. ¿Cómo surgió la idea?

Wilfried Röhrig: fue la tenacidad de un admirador de Reinisch, quien dio el puntapié inicial: Franz-Josef Tremer, de Fuchsstadt. Me llamó varias veces, me mandó correos e insistía en que yo tenía que escribir un musical sobre Franz Reinisch. Realmente no me dejó en paz hasta que en algún momento dije: de acuerdo, voy a husmear en un par de libros, leer artículos y después se lo haré saber. Solo tenía una cosa clara: lo haré sólo si estoy convencido de que se puede anunciar un proyecto así. Tiene que atraparme interiormente, si no, no funciona. Y cuanto más leía, cuanto más profundizaba, tanto más me atrapaba. Concretamente: era él, Franz Reinisch, quien me atrapaba.

OPW: el estreno será el 14 de abril en el Kurtheater de Bad Kissingen. ¿Por qué precisamente allí?

Röhrig: El 21 de agosto de 2017 fue el 75º aniversario de la muerte de Franz Reinisch. Estrenar el musical en el entorno de esta fecha no era posible. Al mirar el calendario, buscando fecha, se me ocurrió el 14 de abril y pensé: ¡eso encaja! El 15 de abril de 1942 Franz Reinisch debía comenzar su servicio militar en el departamento local de reemplazo sanitario, de acuerdo con el aviso de convocatoria en el cuartel de Bad Kissingen. Él se presentó adrede un día más tarde (“¡Este régimen no tiene por qué darme órdenes!”) y dejó claro a su llegada que no prestaría el servicio y que se negaría a prestar juramento de lealtad a Hitler. Así empezó – teológicamente hablando – su vía crucis, que terminaría con su ejecución en Brandenburg-Görden. Franz-Josef Tremer y el P. Armin Haas se pusieron en contacto con la Staatsbad GmbH en Bad Kissingen, (el organismo de programas culturales) y encontraron allí oídos abiertos para el proyecto. Yo mismo visité el lugar el año pasado. El Kurtheater, el teatro municipal,  está situado en el camino que sube desde la estación a los antiguos cuarteles. Aunque no está documentado explícitamente: Franz Reinisch pasó por el Kurtheater.

OPW: Reinisch fue condenado a muerte por los nazis y murió decapitado en 1942. ¿Por qué piensa usted que este tema sigue siendo actual hoy?

Röhrig: Se trata en última instancia de la diferencia entre “existir” y “vivir”. El que solamente existe pone su bandera según sopla el viento y salva su cabeza. De alguna manera, serpentea y siempre hace concesiones. El que vive defiende sus convicciones. En el musical figura la frase “Amor, libertad e integridad no son a coste cero”. Este es para mí el núcleo de la historia de Reinisch. Pero la trama del musical no sólo está en la postura íntegra de Franz Reinisch y su negación a prestar juramento de lealtad a Adolf Hitler. Aparece toda la historia de vida de Franz Reinisch, la “prehistoria”, con la niñez y la turbulenta juventud, el hallazgo de su vocación sacerdotal, sus altibajos, su coraje y sus dudas, la pregunta sobre el origen de su fuerza, sobre los compañeros. En algún momento me di cuenta de que toda la vida de Franz Reinisch puede ser una hoja en la que puedo leer mi vida o nuestra vida.

OPW: ¿A qué se refiere?

Röhrig: Se trata de un catálogo completo de preguntas, que interpelan individualmente a cada uno. ¿Cuál es mi vocación y cómo llego a ella? ¿Cómo me posiciono frente a la propaganda, a las fake news? ¿Cómo manejo las tendencias populistas? ¿Y la presión social para adaptarme? ¿Qué pasa con la libertad y autodeterminación? ¿Qué papel juega mi conciencia? ¿Soy sensible a mi voz interior, la voz de mi alma? ¿De dónde saco la fuerza para recorrer mi camino? ¿Qué tiene que ver la fe con la política y los procesos y desarrollos sociales? ¿Qué pasa con la obediencia a las autoridades seculares y eclesiásticas? ¿Cómo manejo mis límites? ¿Qué significan “seguimiento”, “entrega”, “sacrificio”? ¿Cuál es nuestra tarea aquí y ahora?

OPW: El tema parece difícil. ¿Por qué vale la pena ver el musical?

Röhrig: Tiene usted razón, no se trata de un entretenimiento ligero, que es lo que, en general, se asocia con el concepto de “musical”. Para mí es importante poner en escena, junto al texto, la música y el canto; también elementos de danza. Por eso, la forma de presentación es un “musical”. Por otro lado, una pregunta básica: ¿en qué se mide el valor de asistir a un musical? Para mí, un musical logrado arrastra a los espectadores a un viaje, ofrece personas, escenas, canciones, estados de ánimo y superficies de proyección para el propio mundo interior. Franz Reinisch y su historia, provocar, sacar y promover su actitud íntegra, produce aceptación o protesta. Para cualquiera que pueda y quiera involucrarse, la asistencia al musical y el efecto que pueda causar, será sin duda, una ganancia. Estoy realmente expectante de cómo acogerán los espectadores el musical y ya me alegro del “feedback“.

 

Sobre la persona

Wilfried Röhrig, nacido en 1955, es compositor, letrista y músico de Viernheim. Está casado y tiene cinco hijos. Da clases de religión católica y deporte en el colegio San Alberto Magno de Viernheim. Röhrig está comprometido eclesialmente, entre otros, con el proyecto “Spurensuche“ (Busqueda de huellas), en el trabajo con familias, así como en el círculo “Kontrapunkt. Neue Geistliche Musik“ (Contrapunto. Nueva música sacra), de la diócesis de Maguncia. Como letrista y compositor tiene numerosas canciones cristianas, operetas y musicales publicados en la editorial Rigma-Musikverlag (http://www.rigma.de).

Original: alemán, 27.1.2018. Traducción: Paz Leiva, Madrid, España/ce

Un signo de admiración contra todas las formas de oportunismo y adulación

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *