Publicado el 27. febrero 2017 In Obras de la misericordia, Proyectos

Porque él me quiere mucho y yo también le quiero

PARAGUAY, Ismelda Verónica Vázquez Gonzales y Agustín Saldívar Orrego •

“Un domingo, Misa en Tupãrendá celebrada por el P. Pedro Kühlcke. Al finalizar la misa, el P. Pedro nos cuenta un poco sobre la Pastoral Penitenciaria del C.E.I. (Centro Educativo de Itauguá, cárcel de menores) e invita, como solo él sabe hacer, a participar. Yo sentí que el mensaje era para mí y que era una oportunidad para hacer un servicio, que podía ser, sobre todo, un gran apostolado, el cual me estaba costando encontrar. Llamé al Padre Kühlcke, y desde aquel mayo de 2014, todos los sábados voy con el Padre y otras personas que forman parte de ese hermoso y reconfortante apoyo hacia los más necesitados, la Pastoral penitenciaria “Visitación de María”. La que escribe este testimonio publicado en agosto de 2015 en schoenstatt.org es Ismelda Verónica Vázquez Gónzales, la misma que antes de la Navidad de 2016 inició una gran campaña para recaudar comida para la cena de Navidad en la cárcel. Estos jóvenes infractores de la ley han conquistado su corazón… A casi tres años de visitar, sábado a sábado, la cárcel de menores con el Padre Pedro Kühlcke y otros voluntarios, comparte sus experiencias.

Ismelda (izq.) celebrando su cumpleaños en la Cárcel de menores

Sentirse amado por primera vez en la vida

En la Pastoral Penitenciaria, en la cárcel de menores en Itauguá, hemos crecidos todos, pero el punto que quiero resaltar es qué importante es el trabajo del Padre Pedro Kühlcke.

Uno de los muchachos me llama, como es típico de ellos, me aleja un poco de los demás, me pide que me siente a su lado, y con tristeza me dice: “¿El pa’i Pedro ya no va venir?” Le respondo: “Claro que va venir otra vez. Sólo que está de vacaciones, ¿por qué me preguntas? Me responde: “Porque él me quiere mucho y yo también le quiero”.

Pude sentir que estaba expresando que, por primera vez, alguien le demostraba amor, y que él pudo experimentar un sentimiento igual. Continuando la conversación, supe que tiene 15 años, no lee y por lo tanto no escribe. Con la hermosa sonrisa que tiene, me dijo que sí puede copiar lo que está en la pizarra, que va ir a la escuela desde el lunes. Y me dio besos y abrazos, de esos que pocas veces uno puede recibir.

Por estos niños sin oportunidades vale la pena la Pastoral Penitenciaria “Visitación de la Santísima Virgen María” .

Gracias, Señor, por darnos la oportunidad de poder estar ahí y ofrecerles nuestro tiempo, nuestra escucha y sobre todo nuestra presencia todos los sábados. ¡Gracias, Padre Pedro! Gracias a todos los que forman parte de este hermoso apostolado.

Ella cumple lo que el Papa Francisco pide

El marido de Ismelda, Agustín Saldivar Orrego, agrega – con orgullo sano:

“Si, Ismelda, sé que lo que escribes te sale fácil pues de tu corazón fluye la alegría de tener la oportunidad de dar tiempo, que quizás la gente cree que te sobra, y no te sobra. La gente debe saber que con Ismelda llevamos 28 años de matrimonio, tenemos 5 hijos y 2 nietos, a quienes también cuidamos pues tenemos la bendición de que Katiana y Manuel están con nosotros, al  igual que Fernando, José, Adrián , Arami y los nietos Cecilia y Juan Ma. Ismelda es Licenciada en Enfermería, Supervisora del Área Quirúrgica del Hospital de Clínicas, profesional de primera. La Mater tiene como apóstol a esta ciudadana que cumple lo que el Papa Francisco pide: salir a la periferia y no a peinar ovejas.  Y allí en el Centro Educativo de Itauguá, hay que quitar muchas lanas del olvido y exclusión a jóvenes, niños que crecieron sin cuidados de padres. El Padre Pedro lleva adelante la Pastoral Penitenciaria donde lo que sobra afuera es útil ahí con los internos”.

Todos podemos ser parte de la Pastoral Penitenciaria con nuestra oración, con nuestro Capital de gracias para los internos, para los apóstoles de la Pastoral y si, también con aquel capital que da de comer a unos 200 jóvenes siempre hambrientos en la tan anhelada merienda de cada sábado por la tarde…

Se puede aportar con un solo click

o también offline:

Cuenta bancaria en Paraguay

Banco GNB
Cta Nro. 001-065259-003
Congregación Padres de Schoenstatt

Cuenta bancaria en Europa (gratis desde los países de la zona SEPA)

Schönstatt-Patres International e. V.
IBAN DE91 4006 0265 0003 1616 26
BIC/SWIFT GENODEM1DKM
Uso previsto: P. Pedro Kühlcke, Pastoral carcelaria

Era el olor del olvido, del abandono, de la falta de dignidad, de la desesperanza

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *