Publicado el 24. Enero 2016 In Casa Madre de Tuparenda, Obras de la misericordia, Proyectos

Estamos en el Año de la Misericordia… “¡Se nos va a llenar Tupãrenda de jóvenes ansiosos de aprender un buen oficio, para tener un trabajo digno!”

PARAGUAY, Pastoral carcelaria “Visitación de María”, P. Pedro Kühlcke •

Recordamos uno de los momentos más emotivos de la visita del Papa Francisco a Paraguay: su encuentro con Orlando, uno de los jóvenes del sector semiabierto de la Cárcel de Menores de Itauguá, a pocos kilómetros del Santuario de Tupãrenda. Un encuentro conmovedor que le cambió el texto de su discurso al Santo Padre y la vida a Orlando. Un encuentro también emotivo para toda la pastoral carcelaria “Visitación de Maria” y para todos aquellos, que sueñan con una segunda oportunidad para estos jóvenes, ¡una segunda oportunidad que para muchos es la primera!

Desde marzo pasado esta segunda oportunidad tiene un nombre: “Casa Madre de Tupãrenda”, una casa-escuela a la sombra del Santuario que tendrá capacidad para veinte jóvenes que hayan cumplido su condena. Su objetivo es brindar una formación en valores y capacidades laborales a fin que estos jóvenes puedan reinsertarse en la sociedad por medio de una profesión que allí se les brindará. Podemos decir que la Mater quiere regalar amparo a los más desamparados. El problema es que durante el tiempo de condena se debilitan los lazos familiares. Algunos de los chicos tienen a su mamá trabajando en el exterior y al padre ausente desde siempre. De ahí que al salir es fundamental apoyarlos para que la reincidencia, que hoy es de un 60% o más, disminuya como lo revelan experiencias similares de Chile y de la República Dominicana, a un 3%.

El 4 de junio, la ministra de Justicia, Sheila Abed, el P. Pedro Kühlcke, capellán del Centro Educativo Itauguá y la presidente de la fundación para la promoción de valores y prevención de la violencia (Fundaprova), Ana María Mendoza de Acha, otras autoridades y un grupo de los mismos jóvenes del pabellón Esperanza de la cárcel, participaron de la bendición de la ermita de la Virgen de Schoenstatt en el lugar de la futura Casa Madre de Tupãrenda. Y después, todo fue esperar…

Después de meses de espera…

Después de mucho tiempo sin novedades con respecto a la “Casa Madre de Tupãrenda”, la semana pasada de pronto pasó de todo… En la última reunión de Fundaprova, a fines de diciembre, vimos que ya no íbamos a recibir los fondos comprometidos hace ya medio año por el ministerio de justicia. Del ministerio de hacienda siempre nos decían que el desembolso estaba presupuestado, pero que en el momento no había dinero disponible. Decidimos buscar caminos alternativos (aportes de Adveniat, de EEUU, etc.), porque ya ​se estaba acabando el año fiscal. Hasta habíamos cancelado nuestra cuenta bancaria por falta de movimiento.

De pronto, el pasado 14 de enero, recibimos todo tipo de llamadas (ministerio de hacienda, de justicia, del banco…): nos querían transferir el importe total solicitado para la construcción completa y el equipamiento de la “Casa Madre de Tupãrenda”. ¡Pero la cuenta nuestra estaba clausur​ada! ¡Logramos que el banco nos la habilite de nuevo, y ya está todo el dinero allí!

Un poco más de burocracia…

El único obstáculo para comenzar la construcción es que todavía estamos esperando la autorización de los planos por la Municipalidad de Itauguá, que también se hace rogar. El intendente anterior me había dicho que antes de las elecciones municipales (noviembre), la junta no iba a hacer nada, y así fue. A fines de diciembre finalmente aprobaron los planos, pero entre medio había asumido el nuevo intendente. Éste dijo que no iba a poder firmar si no lo avalaba la nueva junta, que recién se reúne hacia fines de enero. La ministra de justicia me prometió que ella iba a mover contactos para asegurar que salga esa aprobación cuanto antes.

¡Así que, si Dios quiere, en febrero podremos finalmente comenzar esta construcción tan largamente esperada!

Firmados los convenios el 18 de enero

En la misma semana pasada también nos informaron del “Sinafocal” (Sistema nacional de formación y capacitación laboral), que nos adjudicaron seis cursos de formación profesional: albañilería, fontanería, electricidad domiciliaria, huerta orgánica con invernadero, y dos de maestro de obra civil. Yo había presentado nuestro proyecto en marzo del año pasado, y en junio nos habían convocado para que solicitemos cursos. Después no escuchamos más nada, hasta ahora…

El lunes 18, fecha significativa, firmamos los convenios correspondientes. Lo interesante es que el Sinafocal financia todo: instructores, insumos, herramientas, merienda diaria, y hasta un juego de herramientas que se le entregará a cada alumno que se gradúa en el curso correspondiente. Los institutos que van a brindar cada curso ya están tomando contacto con nosotros para definir fechas, horarios, lugares. Los cursos tienen que comenzar a fines de febrero a más tardar, y cada uno es para 25 alumnos. ¡Se nos va a llenar Tupãrenda de cursos de mandos medios! Dado que la casa todavía no está construida, estamos viendo la posibilidad de utilizar los salones de la casa de peregrinos, y otras alternativas. La invitación para los cursos va a ser amplia, para todo el entorno de Tupãrenda; por supuesto queremos lograr que participen también jóvenes que estuvieron privados de la libertad.

¡Cuando la Mater quiere algo, de pronto pasa de todo!

Sinceramente, todavía estoy un poco mareado… ¡Cuando la Mater quiere algo, de pronto pasa de todo! Hace una semana no teníamos un guaraní, ni siquiera una fecha tentativa para empezar con el proyecto, ¡y ahora tenemos todo el dinero para la construcción, los cursos de formación profesional, y se comienza en febrero!

Aun vamos a necesitar donaciones para la Pastoral carcelaria y la Casa Madre de Tupãrenda. Pero sobre todo cuento con sus oraciones, para que Tupãrenda sea cada vez más lo que la Mater soñó que sea…

Como filial Tupãrenda de los Padres de Schoenstatt nos sentimos orgullosos de estar en una periferia tan necesitada de auxilio humano y espiritual.


Donaciones:

En Paraguay:

Banco GNB
Cta Nro. 001-065259-003
Congregación Padres de Schoenstatt

En Europa

Schönstatt-Patres International e. V.
IBAN DE91 4006 0265 0003 1616 26
BIC/SWIFT GENODEM1DKM
Uso previsto: P. Pedro Kuehlcke, Casa Madre de Tuparenda

Etiquetas: , , , , , , ,