Publicado el 31. mayo 2017 In Casa Madre de Tuparenda, Obras de la misericordia

Compartir este momento con Usted será para nosotros un honor y una verdadera alegría

PARAGUAY, Ani Souberlich y Maria Fischer •

“Compartir este momento con Usted será para nosotros un honor y una verdadera alegría…” – Una frase de una participación recibida estos días por varios colaboradores y ayudantes de la Casa Madre de Tuparenda, centro Socioeducativo de Reinserción Social y Desarrollo Personal, dirigido a jóvenes que en conflicto con la ley estuvieron privados de la libertad y voluntariamente decidieron asistir a este programa integral que se desarrolla, desde agosto de 2016, a la sombra del Santuario de Schoenstatt de Tuparenda, compromiso y fruto que queda del Año de la Misericordia.

Firmada en conjunto por el Ministro de Justicia, Abg. Ever Martínez, la directora de la Casa Madre de Tuparenda, Ana E. Souberlich, y la presidente de Fundaprova, Esc. Pca. Ana Maria Acha, se invita a participar en la graduación de los primeros tres participantes del proyecto. “Son los primeros que completan los nueve meses del proyecto CMT, nueve meses que decidieron darse la oportunidad de mejorar; de luchas y perseverancia; nueve meses de tropiezos, pero sobre todo de levantarse siempre de las caídas, habrán caídos cien veces, pero se levantaron ciento uno veces. Ellos son los primeros de tantos que atestiguaremos”, comenta Ricardo Acosta, abogado que asesora al proyecto.

El 18 de mayo pasado, la alianza entre el Ministerio de Justicia y la Fundación para la Promoción de los Valores y Prevención de la Violencia (Fundaprova) fue extendida, mediante una adenda que permita continuar con los programas de reinserción social de adolescentes que lograron su libertad.

El ministro de Justicia, Ever Martínez, afirmó que los recursos que se destinen desde la cartera a su cargo hacia este tipo de programas de reinserción, “nunca serán gasto sino una inversión, porque son para la capacitación de jóvenes. Muchachos que tras logar su libertad buscan con sinceridad reinsertarse en la sociedad, como personas útiles para sí mismos, su familia y el país. Los recursos son limitados, pero continuar con la inversión que brindó resultados en poco tiempo de su aplicación, deben ser mantenidos”, puntualizó el ministro Martínez.

Anunció que el Ministerio de Justicia tiene planes para extender el programa que ayude a la reinserción de los jóvenes a las ciudades de Encarnación y Ciudad del Este.

Desde donde vienen

Estamos todos invitados a compartir la alegría en la graduación de los primeros tres, testimonios vivos que sí se puede romper el círculo vicioso de pobreza, abandono, criminalidad e inseguridad. “Los chicos en conflicto con la ley en Centros Educativos le cuestan al Estado mucho más que aquellos que participan en Programas de reinserción social”, destaca Ana Maria Acha. La habilitación de programas como los que desarrolla el Ministerio de Justicia con “Casa Madre de Tupãrendá”, permite a los jóvenes en libertad integrarse a su entorno social y se convierten en ejemplo de superación. A más de rehabilitar, se aporta a la seguridad ciudadana, puesto que los estudios muestran que por cada joven reinsertado son dos víctimas menos, “pero al conversar con los jóvenes, ellos mismos cuentan que tenían entre 5 a 6 víctimas por día”, precisa Ana María de Acha.

Hace un par de días estaba en dialogo con un joven musulmán de Gambia, refugiado en Alemania. Él me preguntaba: ¿Qué hacen en esta casita? Se refería al Santuario. “Entramos para salir y transmitirle a la gente que tienen dignidad, valor, y que sí se puede cambiar la vida y cambiar el mundo.” – “¿Les dan una prédica?” – “No, esto no vale. Se hace con hechos. Para esto, con esta casita que llamamos santuario, normalmente hay una casa de formación y una casa de compromiso social. En Tupãrenda, en Paraguay, por ejemplo, hay una Casa de Reinserción Social para jóvenes de situaciones precarias que tuvieron un conflicto con la ley…” – El joven me mira con asombro. “Es lo que predicaba su Jesús…”.

Es lo que predica nuestro Jesús.

Misa en el Santuario

 

PARA DONAR – basta un solo click aquí (tarjeta de crédito, PayPal, en Europa también transferencia bancaria)

Escanear el QR Code

 

 

 

 

 

Para donar offline:

Cuenta en Paraguay:

Fundaprova, Cuenta: 102792992, Sudameris Bank SAECA, BIC BSUDPYPXXXX, RUC80079669-1

Cuenta en Europa (transferencias desde SEPA son gratis)

Schönstatt-Patres International e. V., IBAN: DE91 4006 0265 0003 1616 26, BIC/SWIFT GENODEM1DKM, Uso previsto: P. Pedro Kühlcke, Casa Madre de Tupãrenda

Continúa alianza estratégica entre el Ministerio de Justicia y Fundaprova para rehabilitar a jóvenes

Casa “de los milagros” Madre de Tupãrenda…

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *