Publicado el 10. noviembre 2017 In Campaña

La Campaña avanza en el norte de Italia

ITALIA, Gisela Ciola •

Nosotros, misioneros del norte de Italia, fieles a nuestro compromiso, el pasado 9 de Octubre pusimos manos a la obra. Nos preparábamos para presentar por primera vez a nuestra Reina en la comunidad de Erba (en Como) con una  Misa en su honor.

“Querida Madre, Reina y Vencedora Tres veces Admirable de Schoenstatt, grande es nuestra alegría e inmensa nuestra gratitud por el encargo que hoy recibo de Tì (…). Mi compromiso para acercar a las familias a la Parroquia y a tu Santuario, como lugar espiritual de gracias (…)

Mucho fue el trabajo realizado. Cada uno de nosotros tenía un encargo preciso e importante: hacer folletos para invitar a las personas a participar de la Misa, coordinar con el párroco, preparar la presentación que se haría en la Iglesia, organizarnos logísticamente para los traslados de Trento a Como, etc.

Ese día nos presentamos en la Iglesia de San Maurizio, acompañados de un grupo nuestro de oración. Finalizado el Rosario y la primera Misa, el sacerdote nos llamó para  acercar a la Mater al altar y la coloqué ¡justamente sobre el altar! Estábamos muy felices porque finalmente veíamos a nuestra Peregrina recibida como una Reina, en un lugar tan privilegiado, rodeada de velas y del inmenso amor de todos los presentes, personas que nos han expresado lo honrados que se sentían de estar allí acompañándola y  nos agradecían mucho por haberla llevado.

Entonces pensé: “¡Qué hermoso Madre ver adonde has llegado! Sé que todavía tienes  muchas cosas reservadas para nosotros y como fiel instrumento tuyo, te llevaré adonde Tú quieras ir. ¡Aquí me tienes! ¡Aquí nos tienes!”. Aquella tarde más nunca entregué nuestra labor misionera en sus manos.

“¡Hazme digno de esta misión! Ven conmigo Madre querida, portadora de Cristo”.

En los días sucesivos varias personas se acercaron a los misioneros ¡pidiendo la visita de la Peregrina! ¡Y  todo esto sucedió por su presencia!

A la mañana siguiente de la Misa  conocimos un sacerdote  (en otra Iglesia), que conocía Schoenstatt y tenía ¡una Imagen de la Mater en su mesa de luz! ¡y nos dijo que con mucho gusto participaría de las próximas Misas que hagamos en su honor!

¡Aquí está Ella! Otra vez  respondió a mis plegarias, enseguida nos manda signos tangibles de que es importante la tarea que hacemos y que está contenta con nuestro compromiso ¡gracias Madre por esta inyección de amor!

 

La Peregrina sobre el altar

La Peregrinación continúa: hacia el Santuario y más allá…

Pasados estos dos días maravillosos todos juntos en Milán, el grupo de misioneros literalmente se divide. Es evidente que nuestra Madre todavía tiene mucho por hacer ¡y lo quiere hacer de prisa! Sabemos que nuestros tiempos no son los del cielo, por consiguiente, si Ella está presurosa, nosotros vamos detrás Suyo. Otra vez más nos pone en acción, dándole a cada uno una tarea concreta.

Franco, quedó en la comunidad de Como para organizar el reciente trabajo iniciado por los misioneros y con estas nuevas personas que deseaban recibir la Peregrina. Yo volví a Trento para preparar todo para la fiesta del 18 de Octubre. Rosana y Milena  (misioneras de Como y de Trento) partieron rumbo al Santuario de Belmonte, en Roma, para ellas, la primera vez, esto también es otro regalo de la Mater, regalarnos instrumentos y acercarlos a la “Fuente de Gracia”. Tuvieron un encuentro con la Hermana Ivonne, a quien le agradecemos tanto su ayuda  y su trabajo, que para nosotros es tan necesario e indispensable. ¡Grande la Mater que sigue abriendo puertas!

 

La Peregrina en el altar

¿Y después?….  ¡llega el 18 de Octubre!

Para el día de la Mater, ya habíamos programado  un Rosario iluminado en la Iglesia dei Santi Fabiano e Sebastiano, en Tavernaro, Trento. También aquí era la primera vez.

La historia de esta pequeña Iglesia, que es bellísima y llena de amor y humildad:

Siendo Tavernaro una pequeña comunidad, la iglesia estaba destinada a cerrarse por la falta de sacerdotes, las Misas  se celebran en Cognola, que es la comunidad más cercana. Fueron las personas de este pequeño pueblito que quisieron que las puertas de su iglesia permanecieran abiertas y se organizaron para que así sucediera. Se hicieron cargo de la iglesia y ahora se reúnen todos los terceros miércoles del mes para hacer Adoración al Santísimo Sacramento y un Rosario.

La “¿Casualidad?” quiso que el miércoles de este mes  ¡fuera justamente 18!

Cuando Milena le propone al grupo de oración hacer un Rosario iluminado para esta ocasión especial ¡la idea es recibida con mucho entusiasmo!

El 18 de Octubre la comunidad de Tavernaro asistió a las 20 horas a Misa en Cognola y después de la Misa vinieron con otras personas, del grupo de oración de Cognola al Rosario a Tavernaro.

Éramos unas quince personas entre los tres grupos que se habían juntado por primera vez (Tavernaro, Cognola y la ciudad de Trento). Antes de comenzar el Rosario, Milena dio testimonio de nuestra reciente experiencia en Como, a fin de participar también a estas comunidades de lo obrado por la Mater, después pude explicar la importancia del 18 de Octubre para nosotros, hablamos de la Alianza de Amor, del Santuario, del Padre y de Don Joao ¡cuántas cosas!                      2

Después se inició el Rosario. Como es habitual habíamos preparado las meditaciones y las intensiones para cada misterio, pero esta vez, de manera espontánea, cada persona que dirigía un misterio agregaba algo sobre la Virgen de Schoenstatt, una petición, un agradecimiento. Fue realmente conmovedor.

Finalizado el Rosario, Milena y yo renovamos nuestro compromiso misionero y mientras hacíamos nuestra oración, nos sentimos muy acompañadas por todos, había una hermosa atmósfera entorno a nosotras.

Seguidamente, después de la oración, todos se pusieron de pie y rezaron tres Avemarías por nosotros, los misioneros y por nuestra tarea. Tuvimos que contener nuestra gran emoción para no llorar…

Todo en una palabra: ¡Gracias!

Madre quiero agradecerte por estar en mi vida y por todo lo que me das. He pensado mucho en el recorrido que juntas hemos realizado desde hace tantos años, cuando en el 2001  hice mi Alianza de Amor con Vos.

Entendí el porqué de lo recorrido y de todas las maravillosas personas que has puesto en mi camino para llevarme donde Vos me necesitabas, quisiera agradecerte por cada uno de ellos.

A mi querida mamá que me permitió conocerte y siempre me ha acompañado y sostenido a lo largo de mi camino, al Padre Guillermo Carmona con quien hice mi Alianza y a partir de allí, aún hoy recibo sus preciosas cartas de reflexión los 18 de cada mes. Al Padre Riba con quien inicié mis primeros pasos  en la Campaña, a la Hermana Ivonne que tanto me sostiene y me ayuda en este recorrido y un especial agradecimiento con todo mi corazón. A Milena, Franco y Rosana, los misioneros que con gran fe y devoción, ofrecen cada día su tarea, a pesar de las grandes dificultades que viven ¡son grandes instrumentos de María! A través de ellos, nuestra Peregrina sigue llegando a nuevas familias y nuevas comunidades ¡regalando gracias y conversiones!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Original: Italiano, 5.11.2017. Traducción: Rosita Ciola, Buenos Aires, Argentina

Etiquetas: , , , ,

1 Responses

  1. Gisela, yo también soy Argentina, sellé Alianza de Amor con la MTA en la Juventud Femenina, y después de 4 años de matrimonio y con dos hijas pequeñas, mi esposo y yo iniciamos una aventura en España… hace ya 16 años. En 2005, en un viaje a Argentina, nos entregaron una imagen peregrina para traerla a España (a un pueblito costero de Granada) y ya se ha extendido… son insondables los caminos de la Mater!! Me encantaría contactar contigo. Carina Bocchi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *