Publicado el 24. Agosto 2017 In Campaña

La Mater se mostró como la Reina de los campos

CHILE, Hna. M. Ivonne Latsague V. •

El sábado 1° de julio, según calendario, correspondía el traslado de la Imagen Parroquial de la Virgen Peregrina de una Capilla rural a otra, perteneciente a la Parroquia “Niño Jesús” de Villa Alegre, en la séptima región de Chile.

Lo que parecía un simple traspaso de una comunidad a otra, como tantas veces, resultó una hermosa jornada de fe, folclórica y religiosa a la vez.

A la hora señalada, fueron llegando los huasos (así se llaman los hombres que viven en la zona centro o sur del país y se dedican a las tareas propias de las antiguas haciendas del valle central y la costa del sector) , montados en sus hermosos caballos con lindas mantas de colores para escoltar a la Santísima Virgen, que iría en un carrito tirado por un poni. Parecía una especie de sencillo Cuasimodo (tradición chilena de llevar la comunión a enfermos) en una procesión que duró aproximadamente una hora por los campos. Iban también muchos vehículos.

Parecía una oración vespertina masiva y silenciosa

La Mater se mostró como la Reina de los campos, pues, a pesar de ser invierno, nos regaló un hermoso sol y mientras caía la tarde, el espectáculo de la caravana que avanzaba bajo los rayos que comenzaban a perderse en el horizonte, parecía una oración vespertina masiva y silenciosa. Tal era la atmósfera de la peregrinación.

Al llegar a nuestro destino, el párroco esperaba a la entrada del templo junto a los fieles de ese sector, para recibir a la ilustre visita, a quien habían preparado un arco de bienvenida a los pies del altar.

Una sorpresa a la Mater

Terminada la Eucaristía, la comunidad de la capilla anfitriona había preparado una convivencia fraterna para celebrar a la Madre que se quedaría con ellos algunas semanas, realizando milagros de gracias en el corazón de sus hijos.

Los huasos quedaron tan entusiasmados con esta primera experiencia para ellos, que decidieron prepararse mejor para el próximo año, aumentar el número de jinetes y llevar parlantes para ir animando la procesión por el camino. Esta vez habían acudido a la invitación espontánea de la animadora de la comunidad, que quiso “sorprender” a la Mater…

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *