Publicado el 7. julio 2017 In Campaña

Gracias renovadas en una experiencia de alianza solidaria

 ESTADOS UNIDOS, Maria E. Garcia, EE.UU. •

Los integrantes de la Campaña de la Virgen Peregrina  de la region sudeste de Texas se reunen dos veces al año. A principios de los años ochenta la Virgen Peregrina llegó a esta región de Texas y Raquel Guillen fue el instrumento de la Mater para iniciar las visitas a las familias en Brownsville y sus alrededores.  Con el rápido y fecundo aumento de las visitas de la Virgen Peregrina en las dos décadas siguientes, el P. Héctor Vega, Padre de Schoenstatt,  y Raquel acordaron un encuentro bianual para informar a los misioneros y coordinadores sobre las corrientes de vida y el lema anual de la Campaña de la Virgen Peregrina.

En 2010, la primera Conferencia de la Campaña de la Virgen Peregrina en  Brownsville, Texas, se celebró en el salón de la parroquia de la Divina Misericordia. Durante los últimos siete años los pastores de  varias parroquias han abierto sus puertas para la celebración de las conferencias. Este verano, el Padre Oscar Siordia, de la parroquia de San José , se alegró de recibir al grupo de misioneros. El tema de esta reunión fue el lema del año 2017 para Texas – Misioneros de María, construyendo la Cultura de Alianza.

Las gracias de la Reina de la cultura de alianza

El 17 de junio de 2017 se celebró la conferencia de verano, donde el Padre de Schoenstatt Christian Christensen, junto a los directores de la Campaña en el Estado de Texas, Albert y Maria E. Garcia, dieron la bienvenida a los cien misioneros de la Virgen Peregrina.

Todos recordaron las gracias recibidos en los hogares cuando la Santísima Virgen los visitó. Ya que el tema presentado fue precisamente sobre la experiencia de las gracias relacionadas con la visita de la Virgen Peregrina a los hogares.

Al salir María desde el Santuario de Schoenstatt para visitar a las familias y personas,  ayuda evidentemente a quienes la reciben a experimentar las mismas gracias que miles de peregrinos experimentan en los santuarios de Schoenstatt: el cobijamiento en el amor del Padre, la transformación interior y la fecundidad apostólica.

Se nos pidió revitalizar nuestras experiencias individuales de estas gracias desde los santuarios filiales. Nuestras experiencias personales de las tres gracias cada vez que renovamos nuestro compromiso como misioneros de María se reflejan en la renovación de nuestros corazones y en la fuerza para continuar como instrumentos de la Santísima Virgen. Somos llamados y capacitados para ser como María “portadores de gracias” y crear atmósferas de santuario en nuestro entorno de trabajo, nuestros hogares y los hogares que visita la Virgen Peregrina.

Mientras nos esforzamos por imitar a María y a Jesús, contribuimos a construir la cultura de la alianza. Esta renovación y nuestra experiencia compartida es la gracia que necesitamos para continuar como “Misioneros de María, construyendo la Cultura de Alianza”.

Después de la mini conferencia, el Padre Christian Christensen celebró la Misa, durante la cual fue coronada la Mater como “Reina de la Cultura de Alianza”.

Original: Inglés, 2 de julio 2017; Traducción: Carmen M. Rogers, Santiago Chile/es

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *