Publicado el 3. abril 2017 In Campaña

Construyendo una Cultura de Alianza con la Reina y con la Campaña de la Virgen Peregrina

ESTADOS UNIDOS, Carlos Cantú •

La Campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt patrocina dos días especiales cada año, uno en noviembre y otro en marzo, en el Santuario Confidentia, en Rockport, Texas, para misioneros y aquellas personas que quieran recibir a la Mater en sus hogares. El evento más reciente tuvo lugar el 12 de marzo de este año. En esos días, se envían nuevos misioneros, se renueva el envío por otro año para los que ya eran misioneros y es también un día especial para los que se prepararon para sellar su Alianza de Amor.

Aunque el día estuvo frío y lluvioso, eso no fue obstáculo para la participación de aproximadamente 200 peregrinos. El día empezó con una serenata a la Santísima Virgen en el santuario y una cálida bienvenida. Después todos se reunieron en el auditorio para una plática. El P. Johnson Nelissery, de los Padres de Schoenstatt, impartió la plática y ofició la Misa. La plática del Padre estuvo enfocada en el lema de Texas: Misioneros de María, construyendo una cultura de Alianza.  El P. Nelissery enfatizó también el significado del envío y del re-envío.

156 peregrinos de la Mater se congregaron en un altar lateral. 122 de ellos fueron re-enviados para continuar su jornada de visitas por otro año y 34 personas fueron enviadas por primera vez.

 

La Hna. Gloria y Jesse Araguz – uno de los miembros del equipo estatal, proveniente de Brownsville

¡Ella realmente cuida perfectamente!

Después del almuerzo, todos se reunieron de nuevo en el auditorio para rezar el rosario. Al terminar, una misionera dio un testimonio conmovedor de la forma en que nuestra Madre Reina y Victoriosa, Tres Veces Admirable de Schoenstatt había acudido en ayuda de su familia. En términos generales, su testimonio fue el siguiente: su marido estaba en proceso de asegurar su residencia legal y permanente en Estados Unidos. Como parte del proceso, que es muy laborioso, él tenía que viajar al consulado en Ciudad Juárez, en México. Antes de iniciar la jornada, el cura de su parroquia, que es devoto de la Mater, rezó con ellos y encomendó todo el asunto a la Santísima Virgen. Tuvieron que viajar a Monterrey, en México, y de ahí abordar un avión a Ciudad Juárez. Todo transcurría normalmente y ellos le rezaban con fervor a la Santísima Virgen. Siguieron todos los pasos del proceso: ve acá, ve allá, firma aquí, ahora haz esto, vuelve en una hora, etc. El tiempo se acababa. Eran casi las 6 pm y tenían que abordar su vuelo de regreso a las 8:00 pm. El esposo le dice a su esposa que ella debería irse y tomar el vuelo, para no perder ambos boletos de avión, pero ella se niega.  Le recuerda a su esposo que ambos le encomendaron la situación a la Santísima Virgen y ella cuidaría de ello, así que se fue a una esquina y siguió rezando fervientemente. Había una larga fila frente a su esposo y un solo empleado. Además, sólo se emitirían 50 documentos en el día. Parecía caso perdido, pero repentinamente apareció otro empleado, tomó los expedientes pendientes, los volteó y llamó al primer nombre, que había estado originalmente al fondo de la pila, y resultó ser el esposo.  La Santísima Virgen había cuidado perfectamente, había respondido a sus plegarias y el esposo recibió finalmente la tan ansiada documentación que lo hacía ahora un residente legal y permanente de los Estados Unidos.  Con los corazones agradecidos, pudieron abordar su vuelo con tiempo de sobra. Los aplausos y vivas confirmaron lo que nuestro Padre Fundador siempre decía: “¡Ella hará milagros!” Es importante notar que el 12 de marzo de este año esta misionera que dio su testimonio fue re-enviada por un año más y recibió su segunda Virgen Peregrina, con la que podrá visitar otras 10 familias, y selló su Alianza de Amor

El momento de la coronación: la Reina de la Cultura de Alianza

La Misa empezó entonces con muchos corazones agradecidos y alegres. Inmediatamente después de la homilía, una hermosa corona floral fue llevada en procesión solemne. Cuando la Santísima Virgen recibió la corona, se recitó la siguiente oración, tanto en inglés como en español:

“Querida Madre Tres Veces admirable, Reina y Victoriosa de Schoenstatt,

Como Reina de la Campaña de la Virgen Peregrina, te agradecemos confiados como niños por las gracias que nos has concedido a nosotros, tus alegres instrumentos.

Inspirados por el Espíritu Santo y como misioneros de María, queremos compartir el amor de la Santísima Virgen y extender la misión de la Campaña de la Virgen Peregrina creciendo en el amor, la unidad y santidad en nuestra vida diaria.

Al seguir los pasos de don Joao Pozzobon, sin saber el destino ni el camino en esto tiempos tan retadores, permítenos evangelizar, servir y traer a Cristo a la cultura.

En este espíritu te coronamos como “Reina de la Cultura de Alianza.”

Inmediatamente después de la Misa, las doce personas que sellaron su Alianza de Amor en el Santuario Confidentia encabezaron la procesión hacia el santuario. Tanto Carlos como Elizabeth Cantú habían preparado a las doce personas de la diócesis de Brownsville para que hicieran su Alianza de Amor y asistieron al P. Johnson con el rito. Con gran alegría y gratitud recibieron sus medallas y firmaron el Libro de Alianzas.

Fotos: Hna. Heidi Infante, Lamar, USA

Original: inglés. Traducción: Eduardo Shelley, Monterrey, México

Etiquetas: , , , , ,

1 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *