Publicado el 16. junio 2017 In Proyectos, Schoenstatt en salida

Al servicio de los hermanos más pobres tan cerca de casa

PARAGUAY, Santino Constanzo •

“Cuántas páginas de la historia, en estos dos mil años, han sido escritas por cristianos, que con toda sencillez y humildad, y con el generoso ingenio de la caridad, han servido a sus hermanos más pobres”, escribe el Papa Francisco en su mensaje para la Primera Jornada Mundial de los Pobres, publicado este 13 de junio. Este mismo día recibimos un testimonio sobre justo este servicio por parte de jóvenes de la Juventud Masculina de Asunción, Paraguay, que quieren compartir  lo que estuvieron ofreciendo este sábado y domingo con la Juventud Masculina Secundaria de Asunción.

Los secundarios, todos los años intentamos ofrecer un apostolado grande para una comunidad en particular. Comunmente, construimos de viviendas de emergencia en los llamados “Trabajos de Invierno”, una actividad apostólica de la Juventud Masculina Secundaria.

Como el Papa Francisco en su visita a Paraguay – a Bañado Norte

Este año, no nos quisimos ir tan lejos para ofrecer este trabajo apostólico.

En semana santa la Juventud Masculina Secundaria fue a misionar al Bañado Norte, Barrio Tablada Nueva, donde nos encontramos con una capilla en mal estado. En esta capilla, se realizan catequesis para niños.  Nos comentaron los pobladores del barrio, que esta capilla surgió de la necesidad de formar a los niños desde su inocencia y pequeñez, porque la juventud del lugar esta muy dañada.

Con la Cúpula de Jefes de la JM Secundaria y el Padre Santiago Cacavelos, pensamos en la importancia y necesidad de trabajar por esta capilla y por la comunidad, para que los integrantes de la JM Secundaria también noten y adviertan estas realidades que comparten tantas personas y que no están muy lejos de nuestras casas.

Sus ganas de crecer en la fe

Fueron dos días de mucha garra, entrega y sacrificio. Los propios jóvenes y niños del lugar trabajaron con nosotros demostrando sus “ganas de crecer en la fe”. ¡La comunidad está muy feliz, y nosotros estamos muy contentos! Les animo a que todas las ramas puedan ofrecer algun apostolado por el lugar.  Si bien se necesita en muchas partes del interior del país, tenemos hermanos vecinos que necesitan bastante  también de una mano amiga, que encienda el fuego en los corazones de las familias.

 

“Si en nuestro vecindario viven pobres que solicitan protección y ayuda, acerquémonos a ellos: será el momento propicio para encontrar al Dios que buscamos.” –Papa Francisco, Mensaje para la Jornada Mundial de los Pobres, 7–.

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *