Publicado el 6. diciembre 2015 In 100 casas, Alianza solidaria, Alianza solidaria con Francisco, Obras de la misericordia, Schoenstatt en salida

Un fruto jubilar: ciento cincuenta familias bajo un techo firme durante el temporal

PARAGUAY, por María Fischer •

“La iniciativa privada de una integrante de nuestra Familia en el contexto del año jubilar, de construir en el corazón del Paraguay las infraestructuras básicas para casas que pudieran seguir siendo construidas por sus beneficiarios, nos llevó a la decisión de que el regalo que le podemos hacer a su Santidad por esta Alianza solidaria y con el apoyo de amigos y conocidos, es entregar cien casas básicas a cien familias que viven en la extrema pobreza. Ellas serán el recuerdo vivo de nuestra Alianza de Amor con su Santidad….”

Estas líneas de una carta al Papa Francisco escrita en vísperas del jubileo me vinieron a la mente al recibir las noticias del fuerte temporal que sacudió gran parte de Asunción y de la región central del Paraguay el viernes pasado, causando dos muertos y grandes daños. Las calles y rutas se convirtieron en ríos caudalosos, cayeron grandes árboles y miles de personas se quedaron sin luz, sin agua…

En medio de esta destrucción, hubo más de ciento cincuenta familias que vivieron este temporal bajo un techo firme, en una casa humilde que no se derrumbó, seguramente con angustia, pero en un lugar seguro… y esto gracias al regalo jubilar de las “Cien casas solidarias”, que ahora ya son más de ciento cincuenta, algunas de ellas justamente terminadas días antes del temporal. Ciento cincuenta familias que antes sobrevivían bajo rudimentarias carpas de plástico…

Frutos jubilares

Son frutos jubilares. Queda algo verdadero del jubileo que habla de un Schoenstatt en salida. Aunque pocos de los que aportaron en nombre de sus santuarios filiales, santuarios de hogar, santuarios de proyectos, parroquias o del corazón,  pueden “salir” a visitar estas casas, todos ellos fueron al encuentro de estas familias que vivían en extrema pobreza, dando algo, y en muchos casos mucho, de su dinero, o, en el caso de los “constructores” en Paraguay, de su tiempo, de su fuerza, de su creatividad.

En un momento dado pedí disculpas a Ulrich y Melanie Grauert, de Suiza, por no haber sacado fotos de “sus” casas solidarias, simplemente por no haber llegado a ellas. La respuesta de Uli Grauert me quedó grabada: “No veo sólo nuestras casas, sino a todas. Quiero ser y me siento parte de la totalidad de las casas solidarias, de algo realmente grande…”

Una heladera y un lavarropas

En este momento, Ani S., que hace más de dos años impulsó esta “gran” iniciativa, está llevando un lavarropas y una heladera a la familia que vive en la casa que lleva el nombre del santuario del “Hogar de María” en Mar del Plata, un hogar para niños discapacitados. En esta casa vive un joven que cuida a su madre y a sus tres hermanos discapacitados que están postrados. La bienhechora no estaba tranquila hasta conseguir estas dos herramientas para “su” familia.

“Porfirio no tenía palabras para agradecer a las personas generosas que le hicieron este regalo, se acordó muy bien de vos, María, y me dijo que eras un ángel del cielo para su familia. Me agradeció que te haya llevado a su casita. Su mamá, Leónida, me dijo entre lágrimas en guaraní: “Que Dios, la Virgen María, les regale el doble a usted Ana, a María y a la familia que nos hizo tan gran regalo: Tupãsy Caácupé orovasá peeme: “que la Virgen de Caácupé los bendiga a ustedes”.

“Quedan 150 Euros  de la generosa donación. No compramos el horno que los bienhechores habían pensado en primer lugar,  pues Porfirio dijo que necesita mucho más urgentemente una cortadora de césped como herramienta de trabajo para tener una fuente de ingresos para su familia. Que puede seguir arreglándose con su brasero. Ya tiene lo más importante para nuestro clima caluroso: una heladera para tener agua fría, hielo y poder guardar alimentos que necesitan refrigeración, como la leche, la fruta, la verdura. Y el lavarropas para que su mamá, que está viejita, no tenga que lavar a mano tanta ropa de cama…”

“Ya hablé con una familia para que en esta Navidad le llenen la heladera de alimentos. Pues Porfirio realmente trabaja en lo que sea para llevar el pan de cada día a sus hermanos”, comenta Ani, segura de que lo que aún falta para poder comprar una cortadora de césped (250 €) ya llegará.

1- Bajando Heladera 2

Vínculos, lazos, solidaridad

Vínculos, lazos. “Schoenstatt.org quiere establecer lazos entre las diferentes culturas y mentalidades que representamos, mediante el intercambio de información sobre la vida que se desarrolla en las variadas actividades apostólicas que existen en el seno de nuestra Familia de Schoenstatt, especialmente en su servicio a la Iglesia y a la sociedad local en las que estamos insertos”, resumió el P. José María la tarea de esta página. Un lavarropas y una heladera hablan de estos vínculos reales.

Seguimos

Cuando no llueva un fin de semana, y cuando haya donaciones, seguiremos construyendo casas solidarias.

Aún hay santuarios filiales en el mundo que no tienen una casa solidaria a su nombre. Hay también santuarios del hogar que tampoco la tienen. Recordemos la historia de la primera casa solidaria construida en nombre de un Santuario del Hogar de España: Una niña entregó, como parte del aporte de su familia, su hucha en la que iba juntando los regalos que le hacía “el ratoncito Pérez” – tradición española – por cada diente que se le caía, para que algunos niños en Paraguay tuvieran lo que ella misma había tenido siempre: un hogar con su familia.

Aún hay familias en extrema pobreza esperando una casa.

¿Cuántas puertas de la misericordia se abrirán en nuestras casas solidarias?

7b- Ulm Söflingen 3

ES_Button_Casas

 

 

La donación necesaria para una casa es 200 € / 250 US$

TRANSFERENCIA A LA CUENTA DE DONACIONES EN PARAGUAY

Ana Esperanza Souberlich Martinez
N° de cuenta: 7.0175419/0
BIC UBBRPYPX
Banco Itaú Paraguay S.A. Asuncion
Paraguay

TRANSFERENCIA A LA CUENTA DE DONACIONES (SEPA) – Opción para donaciones desde Europa

M. Fischer
IBAN DE08400602650062268615
BIC GENODEM1DKM
Uso previsto: Un techo para cobijar

¿Todo esto no va? Tenemos otras soluciones: [email protected]

Fotos de las casas solidarias

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,