Cartas para María

Kategorie_08_Service_RZ

Los jóvenes que poco después de la fundación de Schoenstatt salieron a las trincheras de la Primera Guerra Mundial, buscaron quedarse vinculados a su Santuario, este lugar de gracias donde sintieron la cercanía de la Mater y de su Hijo y la fortaleza de salir al encuentro de los demás. En tiempos sin Whatsapp, Facebook, Twitter, Skype y Mail, usaron la misma herramienta que usaron para mantenerse vinculados con sus familias, con el Padre Kentenich y los demás schoenstattianos. Escribieron cartas. Escribieron cartas a María. La dirección que pusieron a sus cartas fue la del pequeño Santuario en el valle de Schoenstatt.

¿Quiere escribir una carta a la Mater hoy?

Desde cerca o desde lejos, en alegría, preocupación, al salir al encuentro se puede enviar una carta a Maria.

 

 

Su nombre o sigla (obligatorio)

Su mail (obligatorio)

Please leave this field empty.

ciudad, país

Su ofrenda, petición, regalo, compromiso

 

DSC_0102

“Llenamos las vasijas del Santuario con nuestros dones.”

Durante todo el año y desde todos los rincones de este mundo peregrinamos al Santuario Original , y no lo hacemos con las manos vacías. Traemos dones.

Dones de compromiso apostólico, dones de la vida cotidiana, dones de la confianza, dones de la solidaridad y del corazón amplio para las personas que nos rodean y aquellas en el mundo entero, con sus preocupaciones, necesidades y anhelos.

Llenamos las vasijas del Santuario
con nuestros dones:
con el agradecimiento
y la entrega,
con el arrepentimiento
y el anhelo.

Cada carta a María es una contribución al Capital de Gracias. Cada carta a Maria llena las vasijas del Santuario.

Nada es demasiado pequeño que no se pueda añadir a esta poderosa corriente de oración, de confianza y de gracias. Y nada es demasiado grande como para agobiar la oración solidaria de la Familia mundial y el poder de actuar de la Madre tres veces admirable.

Y cuando las palabras fallan, basta escribir los nombres de las personas cuya necesidad nos roba las palabras, pero no nos quita la confianza. En su nombre en la carta está la persona presente en su totalidad.

Traemos además de nuestras peticiones también nuestro agradecimiento, nuestra entrega y nuestro arrepentimiento. Traemos nuestros proyectos y lo que emprendemos, nuestros planes y toda la vida a partir de la Alianza de Amor.

Confidencialidad

Las cartas se tratan de modo absolutamente confidencial. Alguien del equipo central de schoenstatt.org se ocupa de que todas las cartas se impriman y se entreguen en el Santuario Original, también en forma confidencial.

Las hojas se colocan en la tinaja del Santuario Original y se queman en el siguiente día 18.

Cartas a Maria, no una cadena de oración

Esta página ofrece el envío de cartas a Maria, en el Santuario Original.

NO es un grupo o una cadena de oración.

Para pedir oraciones y rezar por los demás www.mayfeelings.comla red que reza,

o se debe pedir a las comunidades de oración que hay en varios Santuarios de Schoenstatt.